Los antivirales de acción directa a menudo curan la enfermedad antes de finalizar el tratamiento.

El coste del tratamiento de la hepatitis C podría reducirse un 50% si se dispusiera de un modelo matemático que predijera cuándo el paciente puede dejar de tomar antivirales de acción directa (AADs). Esta es la conclusión de un estudio elaborado en la Universidad de Loyola. Los AADs bloquean procesos específicos en el ciclo vital del virus HCV, con una acción dirigida a proteínas no estructurales. Aunque su reciente autorización ha supuesto una revolución en el tratamiento de la infección por HCV, el elevado coste de los AADs ha limitado su implantación generalizada.

Sin embargo, la evidencia de los ensayos clínicos más recientes indica que, frecuentemente, la cura tiene lugar antes de que el tratamiento finalice. Esto es debido a que éste está estandarizado para que su duración sea la misma en todos los pacientes, afirma Scott Cotler, hepatólogo en el citado centro. Cotler indica que la falta de personalización del tratamiento resulta en que muchos pacientes sigan usando los fármacos a pesar de estar curados. Incrementando la frecuencia de los análisis de sangre para determinar los niveles de HCV, los investigadores pudieron determinar si se había alcanzado la cura y predecir cuándo podía darse por finalizada la terapia en 58 pacientes tratados con sofosbuvir en combinación con daclatasvir, simeprevir o ledipasvir .

Esta es la primera vez que el valor clínico de este enfoque es examinado, afirma Harel Dahari, co-autor del estudio.

Visto en IM

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Pin It on Pinterest

Share This