No sabemos porqué regla de tres han decidido que esta enfermedad puede ser la primera que sufra las consecuencias de la crisis que nos ha traído una política económica nefasta en todos los sentidos. Lo  que si sabemos y los responsables de tal decisión es que mata, y que muchos pacientes estamos abocados a multiplicar innecesariamente nuestras posibilidades de muerte por este virus.

Si hablamos de cifras tendrían que explicarnos porqué regla de tres es más económico dejar de curar a un colectivo de pacientes que en España está cercano a las 600.000 personas que son los que estadísticamente pueden ser portadores de los genotipos 1a y 1b del VHC con un nuevo tratamiento que logra hasta un 100% más de resultado que el hasta ahora habitual tratamiento de interferón + ribavirina.

Porqué regla de tres es más económico un tratamiento de un largo año con consecuencias emocionales, sociales y laborales de un alto coste frente a reducir el mismo a la mitad, ahorrando en sufrimiento emocional y social, además de las bajas laborales. Indicando además que supone medio año menos de interferón y ribavirina, con su consiguiente ahorro en esos costes.

Porqué regla de tres condenamos a unas 255 personas afectadas de VHC anualmente a un trasplante que con el nuevo tratamiento podríamos evitar por innecesario. Un trasplante que al cabo de poco tiempo tendrá que, inevitablemete, repetirse por la recidiva del virus que no se ha querido eliminar. El coste emocional del trasplante no tiene precio, pero si se puede cuantificar económicamente. De verdad sale más rentable?

Porqué no se trata con triple terapia, si podríamos reducir a medio y largo plazo estas indicaciones de trasplante hepático que aliviarían las listas de espera y, sobre todo, reducirían el número de fallecidos en lista de espera porque sencillamente no llega un hígado a tiempo… la aritmética es sencilla, el año pasado murieron en España en esa situación 127 personas, la mitad de los indicados a trasplante por VHC genotipos 1a y 1b… si esta tendencia se mantiene y se tratara a los pacientes de VHC con esos genotipos a medio y largo plazo salvaríamos la vida de muchos pacientes con necesidad de trasplante hepático ajena al VHC.

Porqué se excluye esta terapia en VHC y no en otras patologías. Por ejemplo cáncer de mama, que también es muy caro de tratar. Evidentemente por alguna habrán de empezar, con el tiempo, con la excusa de la crisis, los malos gestores irán dejando de tratar otras patologías. Tiempo al tiempo.

Y, finalmente, porqué a pesar del Informe de utilidad terapéutica del 28.02.2012, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad & Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios que establece los Criterios y recomendaciones generales para el tratamiento con Boceprevir y Telaprevir de la Hepatitis Crónica C en pacientes monoinfectados en nuestros hospitales se sustrae a los médicos la decisión de tratar y como hacerlo a sus pacientes amparándose en absurdas pero herméticas excusas y argumentaciones ajenas a una decisión clínica. Comisiones, autorizaciones, permisos… decisiones que toman personas con argumentos ajenos a la clínica de los pacientes, amparados en la falta de transparencia, el oscurantismo y, finalmente, la renuncia a reclamar de los propios pacientes.

En todos los hospitales hay responsables que cobran un sueldo público y están obligados a responder por ello. Las preguntas a responder para nuestro mapa del tratamiento del VHC son las siguientes:

  • ¿Es, indubitadamente, el médico especialista quien decide según su criterio profesional y siguiendo los criterios del citado documento a quien y cuando tratar y la Administración asume y no interfiere en forma alguna este tratamiento?

En caso negativo:

  • ¿Quien o quienes son los que deciden negar un tratamiento indicado por un facultativo especialista?
  • ¿Con que criterios se limita el acceso al tratamiento y en que porcentaje afecta al total de tratamientos indicados por los especialistas del hospital?

La transparencia es democracia y responsabilidad de los gestores públicos que así sea, dejando a los facultativos el manejo y tratamiento de sus pacientes como les indica su criterio profesional sin trabas ni limitaciones ajenas al criterio clínico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Pin It on Pinterest

Share This