La ONT reconoce la «posibilidad teórica» de transmisión del virus aunque los estudios ven un riesgo bajo

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) vigilará si los donantes de órganos, tejidos o células han estado en zonas de riesgo de Zika o han presentado síntomas asociados al virus antes de proceder al trasplante a fin de evitar un posible contagio, según las recomendaciones aprobadas en la última Reunión de la Comisión de Trasplantes del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS). Pese a que no se ha descrito ningún caso de transmisión a través de implante de tejidos o el trasplante de órganos, la ONT reconoce que «la posibilidad teórica de transmisión a partir de sustancias de origen humano existe aunque los estudios de riesgo muestran que esta posibilidad es extremadamente baja».

Ante esta situación, las recomendaciones aprobadas el pasado 16 de marzo establecen que en aquellos donantes fallecidos que hayan estado en los últimos 28 días en algún país afectado por la epidemia de Zika y que presenten sintomatología de infección se debe realizar una «valoración individualizada del riesgo potencial de transmisión de la infección frente al beneficio del trasplante» de los órganos donados.

No obstante, en el caso de la donación de vivo se aconseja retrasar la donación al menos 28 días tras el retorno del área epidémica.

Del mismo modo, ante cualquier persona que pueda ser donante fallecido de tejidos, que haya estado en los últimos 28 días en algún país afectado por la epidemia de Zika, se deberá realizar un test de RT-PCR en sangre del virus zika. En el caso de la donación de placenta, membrana amniótica o sangre del cordón umbilical, si la donante ha sido diagnosticada de infección por zika o ha residido o viajado en cualquier momento a alguno de los países considerados epidémicos durante la gestación, se descartarán estos tejidos a no ser que se pueda demostrarse la ausencia del virus en estos tejidos.

En el resto de donaciones de vivo, y especialmente en el caso de la medula ósea y las células madre de la sangre periférica se intentará retrasar la donación al menos 28 días tras el retorno del área epidémica. Si esto no es posible, insiste el documento de recomendaciones, se deberá realizar un test de RT-PCR en sangre del virus.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Pin It on Pinterest

Share This