Grupo de Autoayuda del Hospital de Clínicas “José de San Martín”
Coordinador: Lic. Alberto Sandonato

INDICE

1 ) HEPATITIS C
2 ) GRUPO DE RIESGO
3 ) DIAGNÓSTICO
4 ) RESPUESTAS A DUDAS COMUNES SOBRE LOS ESTUDIOS
5 ) TRANSMISIÓN DEL VIRUS HCV
6 ) EMBARAZO Y LACTANCIA
7 ) CONSECUENCIAS DE LA INFECCIÓN HCV
8 ) CUIDADO Y TRATAMIENTO DE LA HEPATITIS C
9 ) HEPATITIS EN TRABAJADORES DE LA SALUD
10 ) ALGUNAS RECOMENDACIONES

1) HEPATITIS C

a) ¿Qué funciones cumple el hígado?
El hígado es un órgano muy importante que forma parte del sistema digestivo. El hígado ayuda a remover toxinas y productos de desecho de la sangre. De hecho, casi todo lo que entra al organismo, más una gran cantidad de productos químicos elaborados en otros órganos, en algún momento pasan a través del hígado. EL hígado es responsable de muchas funciones, y cualquier daño en él puede causar problemas en otras partes del cuerpo. Es por eso que la Hepatitis C es un tema tan importante. Algunas de las funciones de su hígado son: Almacenar vitaminas, minerales, hierro y azúcar. Produce también proteínas, bilis y agentes anticoagulantes. Regula el colesterol, químicos y drogas en la sangre. Ayuda a mantener las hormonas en sus niveles normales. Actúa como un filtro de limpieza de la sangre y elimina productos de desecho en la bilis. Para ayudar a mantener su hígado sano es importante comer bien, evitar exceso de alcohol y drogas de abuso.

b) ¿Qué es la Hepatitis C y cuáles son los síntomas de la enfermedad?
La hepatitis C es una enfermedad hepática provocada por el virus de la hepatitis C (HCV). Ésta se caracteriza por ser la menos sintomática de las hepatitis virales. De hecho, la gran mayoría de las personas infectadas por el HCV no recuerdan haber padecido una hepatitis aguda (cansancio, color amarillento de piel y mucosas, orina oscura y materia fecal clara). Por ello, su detección es habitualmente fortuita, al donar sangre por ejemplo, o porque en un análisis de rutina o en un chequeo de salud, se comprueba una alteración del hepatograma o bien, porque se investiga su presencia en alguna persona que pertenece o perteneció a un grupo de riesgo (lea el punto 2 ) para adquirir el HCV.

c) ¿Qué quieren decir los términos hepatitis aguda y crónica?

Hepatitis aguda es aquélla que tiene una duración no mayor de 6 meses. Si el paciente elimina el virus espontánea y definitivamente antes de este plazo, se define a ésta como hepatitis aguda autolimitada y el hígado y todas pruebas de laboratorio vuelven a la normalidad.
Hepatitis crónica es aquélla que tiene una duración mayor de 6 meses. Esta forma de enfermedad es la que puede evolucionar, luego de varios años o décadas a cirrosis y cáncer de hígado. En el curso de una hepatitis, aguda o crónica, las funciones que cumple el hígado pueden mantenerse normales o estar parcialmente afectadas algunas de ellas. En general, las funciones del hígado comienzan a afectarse cuando la enfermedad crónica se encuentra en estadios avanzados y es en esta fase que pueden hacer evidente algunas manifestaciones de la enfermedad, como por ejemplo: pérdida del apetito y cambios en el sueño, cansancio, color amarillento de la piel y mucosas, trastornos de la coagulación, de algunas proteínas y dificultad para mantener niveles normales del azúcar en la sangre, entre otras.

2) Grupos de Riesgo para adquirir la Hepatitis C
¿Quiénes deberían ser estudiados para investigar si son portadores de una infección HCV?
Se debe investigar en todos aquellos individuos con antecedentes o historia de FACTORES DE RIESGO, como por ejemplo:
• Personas que han recibido transfusiones de sangre o transplante de un órgano sólido antes de 1995, cuando por ley se obligó a realizar la búsqueda de enfermedades transmisibles por sangre en los donantes. También aquéllos que recibieron sangre o hemoderivados de un donante que luego se detectara como portador de una infección HCV.
• Personas que fueron tratadas por problemas de coagulación con hemoderivados producidos –sobre todo- antes de 1987, año a partir del cual se desarrollaron métodos de producción y controles de calidad más avanzados para este tipo de productos.
• Personas que se hayan inyectado drogas por vía intravenosa o aspiración nasal o bucal, incluyendo a aquéllos que sólo lo hubiesen hecho una o pocas veces en su vida y aunque esta práctica se remonte a varios años atrás.
• Personas con antecedentes de acupuntura, tatuajes, piercing (apertura de orificios en el cuerpo) o heridas autoprovocadas
• Personas que recibieron Gamma globulina antes de la introducción de controles de calidad altamente efectivos para evitar la transmisión del HCV.
• Pacientes en hemodiálisis.
• Personas que tienen signos o síntomas de enfermedad hepática (ej: aquéllos que en un análisis de sangre tienen las enzimas hepáticas anormales).
• Trabajadores de la salud expuestos a sangre contaminada por el HCV, luego de accidentes laborales como pinchazos, cortes o salpicaduras de sangre en los ojos.
• Niños nacidos de madres portadoras del HCV. El anti HCV debe investigarse luego de 18 a 24 meses después del parto.
De todas maneras, hasta en un 40% de los pacientes portadores de hepatitis crónica C, no se puede determinar la vía por la que adquirieron la infección.

3) DIAGNÓSTICO
a) ¿Qué debo hacer para saber si tengo Hepatitis C?
Cuando una persona se infecta con un virus, el organismo forma anticuerpos y, algunos de ellos pueden permanecer positivos toda la vida. Los anticuerpos pueden ser detectados mediante análisis de sangre. Los anticuerpos anti HCV pueden investigarse por distintas técnicas.
En primer lugar, solicite a su médico que le indique los estudios para saber si Ud. es portador de una hepatitis viral.
Existen diferentes análisis de sangre que pueden realizarse para determinar si Ud. ha sido o está infectado con el HCV. Su médico podrá ordenar sólo uno o bien una combinación de estas pruebas para determinar con mayor precisión su estado.
A continuación se detallan las pruebas de laboratorio que su médico podrá ordenar y el propósito de cada una de ellas:
Anti HCV (Anticuerpos anti HCV
• EIA o ELISA (técnica de inmunoanálisis)
La detección de un anti HCV positivo, por esta técnica, puede tener diferentes interpretaciones: a) Hepatitis aguda, b) Hepatitis crónica, c) Infección pasada resuelta (hepatitis aguda o crónica) o d) Resultado falso positivo.
Si el resultado es positivo, su médico le indicará otros estudios para conocer cuál es su estado actual en relación al HCV.
Un resultado anti HCV positivo debe ser evaluado en un contexto en el que se incluyen otros elementos, como por ejemplo: antecedentes de factores de riesgo para la infección (lea el punto f de esta sección), examen físico, análisis de rutina, hepatograma y, finalmente, pruebas virológicas de mayor complejidad que el anti HCV.
• RIBA (técnica de radioinmunoblot)
Prueba suplementaria, que en la actualidad raramente se utiliza, porque brinda una información similar a la que se obtiene con las nuevas técnicas de ELISA.
• HCV RNA (técnica de Reacción en Cadena de la Polimerasa, comúnmente llamada PCR).
Esta prueba, que puede realizarse en sangre y en otros tejidos, sirve para investigar la presencia de infección HCV en el momento de su determinación. Es una técnica compleja, que requiere de un laboratorio con una mayor infraestructura que la empleada para realizar el estudio de anticuerpos anti HCV.
• Estudios Cualitativos
Sirven para detectar la presencia o ausencia de virus (HCV, RNA). Se informa como “detectable” cuando el resultado es positivo y “no detectable” cuando es negativo. Un resultado “no detectable” en una sola oportunidad no quiere decir que la persona no está infectada, ya que a veces, y durante periodos de tiempo relativamente prolongados, la cantidad (concentración) de virus en sangre es baja y la técnica de PCR no lo detecta.
Estudios Cuantitativos
Sirven para detectar la cantidad de virus presente en sangre (habitualmente llamada carga viral). Su estudio es importante antes y durante el tratamiento antiviral, ya que las variaciones de éstas son consideradas predictivas de respuesta al tratamiento. El nivel de carga viral no guarda relación con el grado de lesión hepática y por ello, el nivel de carga viral HCV no permite inferir el estadio de la enfermedad hepática; por ejemplo, en una hepatitis crónica leve la carga puede ser alta o baja, al igual que en una cirrosis incipiente o avanzada.

4) RESPUESTAS A DUDAS COMUNES SOBRE LOS ESTUDIOS
a) ¿Qué quiere decir un resultado anti HCV positivo?
Un resultado anti HCV positivo debe ser evaluado en un contexto en el que se incluyen otros elementos, como por ejemplo: antecedentes de factores de riesgo para la infección (lea el punto 2), examen físico, análisis de rutina, hepatograma y, finalmente, pruebas virológicas de mayor complejidad que el anti HCV.

b) ¿Puedo tener un resultado anti HCV “falso positivo”?
Si, “falso positivo” significa que el estudio da un resultado positivo cuando en realidad es negativo. Esto sucede más a menudo en personas que tienen un riesgo bajo para la enfermedad para la cual están siendo estudiadas. Estos resultados se observan más frecuentemente en los donantes de sangre.

c) ¿Puedo tener un resultado anti HCV “falso negativo”?
Si. Personas con una infección muy reciente, pueden no haber desarrollado aún niveles de anticuerpos suficientes como para que la prueba pueda detectarlos. Además, algunas personas pueden carecer de la respuesta inmune necesaria para que el resultado del método sea correcto. En estos casos, cuando se sospeche una infección HCV y el anti HCV resultase negativo, se debe realizar la búsqueda del HCV, RNA.

d) ¿Cuanto tiempo transcurre entre la exposición al virus HCV y la positivización de las pruebas de laboratorio?
Los anticuerpos anti HCV pueden ser positivos en 7 de cada 10 personas cuando comienzan los síntomas de hepatitis y, en alrededor de 9 de cada 10 dentro de los 3 meses del inicio de los síntomas. Sin embargo, es importante recordar, que la mayoría de las personas que tienen Hepatitis C, no tuvieron ni tendrán síntomas durante mucho tiempo. Menos del 15% de los que presentan una hepatitis aguda C tienen los signos y síntomas que caracterizan a las hepatitis virales agudas (cansancio, color amarillento de piel y mucosas, orina oscura y materia fecal clara). Las manifestaciones de una enfermedad hepática crónica aparecen, a veces, luego de muchos años y por lo general, cuando ya está bastante avanzada.

e) ¿Cuanto tiempo transcurre entre el contagio del virus y la positivización del HCV RNA en sangre?
Es posible encontrar HCV RNA luego de 1 a 2 semanas de comenzada la infección.

f) ¿Qué debo hacer si he tenido un resultado anti HCV positivo?
Es necesario realizar más estudios. Entre otros, determinar el nivel de ALT (enzima hepática llamada alanino aminotransferasa) en sangre. Un nivel por encima del valor máximo normal de ALT puede indicar inflamación hepática. En este caso deberá ser chequeado posteriormente para evaluar si es portador de una enfermedad aguda o crónica que requiere tratamiento, o bien si esta alteración enzimática es transitoria y no debe ser tenida en cuenta. La evaluación deberá ser realizada por un médico especializado en enfermedades hepáticas.

g) ¿Puedo tener niveles de enzimas hepáticas normales y ser portador de una Hepatitis Crónica C?
Si. Es común que las personas con Hepatitis Crónica C tengan niveles de enzimas hepáticas que suban y bajen cíclicamente, con retornos periódicos a niveles normales o cercanos a la normalidad. Algunas personas tienen las enzimas hepáticas normales por periodos de un año o más, a pesar de tener una enfermedad hepática crónica. Si el nivel de enzimas es normal, se debe investigar periódicamente –con análisis de sangre- cada 3 a 6 meses, de acuerdo con la indicación de su médico. Si éstas permanecen normales, su médico podrá indicar chequeos más esporádicos.

h) ¿Qué quiere decir “genotipo”?
El genotipo se refiere a la constitución genética de un organismo o un virus. Se han identificado al menos 6 genotipos diferentes de HCV. Una forma más sencilla para entender: los genotipos del HCV serían equivalentes a las distintas razas humanas, por ejemplo: raza blanca, negra, amarilla, mestiza, etc. El genotipo HCV 1 es el más común en nuestro país, al igual que en Estados Unidos de Norteamérica, Japón y Europa.

i) ¿Es necesario conocer el genotipo viral en una persona con Hepatitis Crónica C?
Si. El conocimiento del genotipo del virus C, permite establecer el tiempo de tratamiento y la dosis de Ribavirina cuando se emplea PEGASYS. Los pacientes con genotipo 2, 3 y 4 tienen más probabilidades que los pacientes con genotipo 1 de responder a la monoterapia sólo con Interferón Peguilado o a la terapia combinada Interferón Peguilado más Ribavirina.
En aquellos pacientes infectados con el genotipo HCV 2 o 3, la terapia con la asociación Interferón Peguilado más Ribavirina durante 6 meses es suficiente, mientras que en aquéllos con genotipo HCV 1 se recomienda un periodo de tratamiento de un año. Por estas razones, realizar un estudio de genotipificación es de gran ayuda en el momento de decidir la terapia antiviral.
Habitualmente no es necesario repetir un estudio de genotipificación viral, ya que el genotipo no cambia durante el curso de la infección. Se justifica una nueva investigación del genotipo HCV, cuando entre el primer estudio y el comienzo del tratamiento, se produjo o se sospecha una nueva exposición al virus C.
La mayor o menor progresión de la enfermedad a estadios más avanzados no está relacionada con un determinado genotipo HCV. Sin embargo, los pacientes con hepatitis crónica C, portadores del genotipo HCV 1 con carga viral elevada, son –como ya se mencionó- los que tienen una mayor resistencia a la terapia antiviral.

j) ¿Se puede estar infectado por diferentes genotipos al mismo tiempo?
Si. A causa de una respuesta inmune ineficiente, la infección primaria no protege contra la reinfección producida por un mismo o por diferentes genotipos del virus. Por esta misma razón, es que aún no existen medidas de profilaxis efectivas pre o post exposición (ej: inmunoglobulinas o vacunas). Las infecciones mixtas -así se denominan-, por ejemplo, presencia en un mismo individuo de 2 genotipos, 1 + 3, se observan con más frecuencia cuando hubo varias exposiciones a diferentes fuentes o cuando la fuente transmisora del virus es portadora de una infección mixta.

k) ¿Por qué es necesaria la biopsia hepática?
La biopsia hepática es un procedimiento diagnóstico relativamente sencillo, por medio del cual se obtiene un pequeño fragmento de tejido hepático, habitualmente de un tamaño menor al de un alfiler. Este estudio permitirá conocer el estadio de su enfermedad (hepatitis crónica leve, moderada, severa o cirrosis hepática) y, descartar otras causas de enfermedad hepática. Los estudios de laboratorio (análisis de rutina, hepatograma, genotipo y carga viral HCV) al igual que la ecografía no permiten establecer claramente el estadio de su enfermedad, ya que como se mencionó antes, una persona puede tener las enzimas hepáticas (AST y ALT) levemente elevadas y la carga viral baja y ser portadora de una enfermedad hepática avanzada o viceversa, es decir, enzimas hepáticas muy altas con viremia elevada y una enfermedad hepática leve.
El nivel de carga viral HCV en sangre no muestra relación con el grado de lesión hepática

Menos del 15% de las personas que presentan una hepatitis aguda C tienen los signos y síntomas que caracterizan a las hepatitis virales agudas (cansancio, color amarillento de piel y mucosas, orina oscura y materia fecal clara)

Es común que las personas con Hepatitis Crónica C tengan niveles de enzimas hepáticas que suben y bajen cíclicamente, con retornos periódicos a niveles normales o cercanos a la normalidad

Antes de comenzar el tratamiento es necesario conocer el genotipo HCV, ya que éste define el tiempo de tratamiento

5) TRANSMISIÓN DEL VIRUS HCV
a) ¿Cómo se puede adquirir el virus de la Hepatitis C?

La forma primaria de diseminación del HCV es por contacto directo con sangre humana contaminada. Por ejemplo, Ud. pudo haberse contagiado el virus de la Hepatitis C si:
• Recibió sangre, hemoderivados u órganos sólidos de un donante cuya sangre tenía HCV.
• Ha sido usuario de drogas intravenosas. La costumbre de compartir las agujas u otros materiales usados para preparar o inyectar las drogas pueden haber tenido restos de sangre contaminada con el HCV.
• Ha vivido o está viviendo -con una persona infectada por HCV- y compartido el uso de afeitadoras, cepillos de dientes u otros elementos que pudieron haber tenido restos de sangre en ellos.
• Ha estado durante un largo periodo de tiempo en hemodiálisis, compartiendo, sin saberlo, equipamiento o materiales que pudieran haber tenido sangre de otra persona infectada por el HCV.
• Sido sometido a acupuntura, piercing, tatuajes o heridas autoprovocadas con material contaminado o bien, si la persona que los realizó estuvo o está infectada por el HCV y no respetó las precauciones universales para el control de infecciones (guantes, material adecuadamente esterilizado, etc.).
• Es un trabajador de la salud y está frecuentemente en contacto con sangre en el trabajo y expuesto a pinchaduras o cortes accidentales.
• Su madre era portadora de Hepatitis C durante el embarazo o su nacimiento.
• Ha tenido relaciones sexuales con una persona infectada por HCV.
De todas maneras, hasta en un 40% de los pacientes portadores de hepatitis crónica C, no se puede determinar la vía por la que adquirieron la infección.

b) ¿Puede transmitirse el HCV por procedimientos médicos o dentales?
Los procedimientos médicos o dentales realizados con los cuidados adecuados, habitualmente no suponen un riesgo para adquirir el HCV. Sin embargo, han existido algunas situaciones en las cuales el HCV se ha diseminado entre pacientes, cuando algunos equipos o instrumental no esterilizados adecuadamente han sido compartidos entre ellos.

c) Puede transmitirse sexualmente el HCV?
Si, aunque esta forma de transmisión es muy poco frecuente. Lea el punto 10).

d) ¿Puede transmitirse el HCV por sexo oral?
No hay evidencia de transmisión del HCV por medio del sexo oral. Lea el punto 10.

e) ¿Puede transmitirse el HCV dentro del grupo familiar?
Si, aunque esta forma de transmisión es muy poco frecuente. Si el HCV se disemina en el grupo familiar, será muy probablemente por exposición directa a sangre del integrante de la familia que esté infectado por el HCV. No se transmite a través de los utensilios que usa el infectado (platos, vasos, sábanas, toallas y otros) si éstos no están contaminados con sangre.
La contaminación doméstica es muy difícil que ocurra. Sólo se debe tener la precaución de no compartir cepillos de uñas, de dientes, afeitadoras, tijeras para uñas, navajas o cualquier otro objeto cortante que pueda tener restos de sangre por alguna herida provocada involuntariamente con ellos. De todas maneras, es conveniente no compartir estos objetos.

f) ¿Puede transmitirse el HCV al compartir la bombilla del mate con un portador del virus?

No, a menos que los que comparten la bombilla tengan una herida abierta en la mucosa bucal.

g)Con el empleo de las pruebas de laboratorio actualmente disponibles en los bancos de sangre ¿Cual es la probabilidad que tiene una persona de contraer la infección HCV por intermedio de una transfusión de sangre o hemoderivados?
Es inferior a 1:1.000.000, es decir una posibilidad en un millón de unidades transfundidas.

El HCV se transmite por contacto directo con sangre humana contaminada

Hasta en el 40% de los pacientes portadores de Hepatitis Crónica C, no se puede determinar la vía por la que adquirieron la infección

La transmisión sexual del HCV es muy poco frecuente

El HCV no se transmite a través de los utensilios que usa el infectado por el virus (platos, vasos, sábanas, toallas y otros) si éstos no están contaminados con sangre.

6) EMBARAZO Y LACTANCIA

a) En la embarazadas ¿Es necesario el estudio rutinario del anti HCV?
No. Las embarazadas no tienen un riesgo mayor de estar infectadas que las no embarazadas. Si la embarazada tiene factores de riesgo que presuman la existencia de una infección, entonces sí debería estudiarse el anti HCV.

b) ¿Cuál es el riesgo de contagio que tiene un bebé nacido de una mujer infectada por HCV?
Alrededor de 5 niños de cada 100 nacidos de madres infectadas con el HCV pueden infectarse con este virus. Esto suele ocurrir en el momento del parto y no existe en la actualidad ninguna conducta o tratamiento médico que pueda prevenir que esto ocurra. Muchos niños infectados con el HCV en el momento del parto no tienen síntomas y están perfectamente bien durante su infancia. Los niños con este antecedente deberán ser controlados por un especialista familiarizado con el manejo de enfermos con hepatitis C.

c) Si una mujer está infectada con el HCV ¿Debería evitar el amamantamiento?
No. No hay evidencia de que el amamantamiento presuponga un riesgo para transmitir el HCV. Sin embargo, las madres portadoras del HCV no deben amamantar a sus bebés si sus pezones presentan heridas o sangran.

d) ¿Cuando deberían estudiarse los bebés nacidos de madres con Hepatitis C para comprobar si han sido infectados al nacer?
Los bebés no debieran ser estudiados antes de los 12 meses de edad ya que los anticuerpos anti HCV de la madre pueden permanecer en el recién nacido el 1° año de vida. Si se desea estudiar a un bebé antes de los 12 meses de edad, se deberá realizar la búsqueda del HCV, RNA por la técnica de PCR, a partir del 1er. o 2do. mes de vida.

La transmisión vertical (madre-hijo) durante el embarazo o parto es poco frecuente (inferior al 5%)

Las madres portadoras del HCV, no deben amamantar si sus pezones presentan heridas o sangran

7) CONSECUENCIAS DE LA INFECCION HCV

a) ¿Cuál es la chance de las personas con infección HCV de desarrollar una infección crónica, hepatitis crónica, cirrosis, cáncer de hígado o morir como resultado de la Hepatitis C?
De cada 100 personas infectadas con el HCV que no recibieron tratamiento:
• 15-30 podrán curarse espontáneamente.
• 70-85 podrán desarrollar una infección crónica.
• 60-70 podrán desarrollar una Hepatitis Crónica C.
• 15 – 20 podrán desarrollar una Cirrosis luego de un periodo de 20 a 30 años.
• Alrededor del 3% podrá fallecer por cáncer de hígado, luego de establecida la Cirrosis.

En Occidente en general y en nuestro país, en particular, la cirrosis descompensada por HCV, es la principal indicación de transplante hepático en adultos.

b) ¿Pueden aparecer manifestaciones clínicas no hepáticas en los portadores de hepatitis crónica C?
Un pequeño porcentaje de personas con Hepatitis Crónica C desarrollan algunas manifestaciones clínicas no hepáticas (llamadas extrahepáticas). Se piensa que estas manifestaciones ocurren debido a la reacción que desencadena el HCV entre el sistema inmune y el propio organismo. Estas manifestaciones incluyen: Glomerulonefritis, crioglobulinemia mixta y porfiria cutánea tarda, entre otras.

c) ¿Porqué algunas personas permanecen infectadas?
El mecanismo exacto por el cual la infección por el virus HCV evoluciona en la mayoría de los casos a la cronicidad –infección que supera los 6 meses- no es bien conocido. Hablamos de infección o hepatitis crónica cuando ésta persiste más de 6 meses. La gran capacidad que tiene el HCV para evadir el sistema inmune probablemente se pueda deber a su elevada mutagénesis (capacidad para mutar). Los anticuerpos formados enfrentan a algunos segmentos del virus; sin embargo el HCV cambia su estructura rápidamente, se multiplica y el sistema de defensa es insuficiente para bloquearlo. Este mecanismo de respuesta viral y del sistema inmune se repite indefinidamente. Esto pareciera ser el modo por el que el virus permanece y mantiene una infección a largo plazo.

Entre el 70 y 85% de los infectados por el HCV desarrollan una infección crónica

8) CUIDADO Y TRATAMIENTO DE LA HEPATITIS CRONICA C

a) ¿Cuándo debería consultar a un especialista (hepatólogo o gastroenterólogo) sobre el tratamiento de la Hepatitis Aguda o Crónica C?
Se debe consultar al especialista, para una evaluación y eventual tratamiento, si la persona presenta anti HCV positivo y/o HCV RNA detectable. El médico que tenga a su cargo el seguimiento y tratamiento de un paciente con hepatitis crónica C deberá contar con un gran conocimiento y experiencia y, estar al tanto de los aspectos actuales de la terapia y cuidados que requiere un enfermo con Hepatitis Crónica C.

b) ¿Cuál es el tratamiento actual de la Hepatitis Crónica C?

• El tratamiento de elección actual es la terapia combinada con Interferón Peguilado y Ribavirina. El porcentaje de respuesta viral sostenida con este esquema terapéutico oscila entre el 45 y el 80% (Cerca del 50% en los pacientes infectados con el genotipo 1 (el más común en Argentina, América Latina, Europa y Estados Unidos de Norteamérica) y alrededor del 80% en aquéllos infectados por los genotipos 2 y 3, cuando reciben tratamiento con la asociación Pegasys® + Ribavirina.
• La monoterapia sólo con Interferón Peguilado está reservada, generalmente, para aquellos pacientes en los que la Ribavirina está contraindicada.
• La monoterapia con Ribavirina para el tratamiento de la Hepatitis Crónica C, ha demostrado no ser efectiva para erradicar el HCV.

c) ¿Cuáles son los efectos secundarios indeseables de la terapia con Interferón?
El interferón no es extraño al cuerpo humano. De hecho su organismo está constantemente fabricando interferón, incluso una cantidad mayor que la habitual cuando se combate a elementos extraños tales como los virus. Cuando usted tiene una gripe, su cuerpo produce interferón extra para combatir el virus que le está causando la enfermedad. Es esta cantidad extra de interferón la que causa síntomas como fiebre, náuseas y fatiga.
Muchas personas, luego de la aplicación del Interferón, tienen síntomas similares a los de la gripe (fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, taquicardia) que en su conjunto reciben el nombre de síndrome pseudogripal y que disminuyen o desaparecen cuando se toma Paracetamol o Ibuprofeno. De todas maneras, estos síntomas disminuyen progresivamente con las siguientes aplicaciones del medicamento hasta llegar a desaparecer en la mayoría de los casos. Otros efectos secundarios, que pueden aparecer más tardíamente, cuando la terapia está más avanzada son: cansancio generalizado, pérdida parcial de cabello (sin llegar a la alopecia cuando se emplea la dosis de IFN necesaria para tratar la hepatitis C), caída de algunos elementos de la fórmula sanguínea, confusión, cambios de humor y depresión. Un porcentaje bajo, aunque no despreciable, de enfermos bajo tratamiento con Interferón se tornan mas sensibles y, estímulos que antes de la terapia no generaban reacciones pueden llegar a desencadenarlas (por ejemplo: tristeza hasta las lágrimas ante hechos que antes casi no preocupaban o reacción violenta, cuando previamente ante un estimulo similar solo se producía una pequeña molestia o incomodidad). Estos efectos adversos habitualmente desaparecen o disminuyen de intensidad al suspender la terapia o al bajar la dosis.
Los efectos secundarios severos son muy poco frecuentes (se observan en alrededor de 2 de cada 100 pacientes). Estos incluyen enfermedades de tiroides, depresión con pensamientos suicidas, fallo renal o cardíaco agudo, infecciones respiratorias y trastornos oculares.
Las embarazadas no deben recibir tratamiento con Interferón.
Si hay algún punto de estos efectos adversos que no entiende o que a su juicio requiere una información más amplia, consulte con su médico.

d) ¿Cuales son los efectos secundarios indeseables de la terapia combinada Interferón más Ribavirina?
Además de los efectos secundarios ocasionados por el Interferón mencionados previamente, la Ribavirina puede causar anemia (disminución del número de glóbulos rojos) que puede significar un serio problema en personas con enfermedades que cursan con anemia, como insuficiencia renal o talasemia. En éstos, la terapia combinada debería evitarse o tomarse los recaudos necesarios para corregir la anemia con otros medicamentos, como la eritropoyetina humana recombinante. La anemia causada por Ribavirina puede ser una amenaza para la vida en aquellos pacientes con algunos tipos de enfermedades cardíacas o de los vasos sanguíneos.
La Ribavirina tiene efectos teratogénicos (causa malformaciones en los bebés) por lo que DEBE EVITARSE EL EMBARAZO durante el tratamiento y en los 6 meses siguientes a última dosis recibida.
Debe leerse cuidadosamente la información que acompaña al producto para tomar los recaudos necesarios.
Si hay algún punto de estos efectos adversos que no entiende o que a su juicio requiere una información más amplia, consulte con su médico

e) ¿Qué se puede hacer para reducir los síntomas o efectos secundarios indeseables del tratamiento antiviral?
Ud. debe comunicarle a su médico todo lo que sienta. Algunos efectos secundarios de la medicación pueden disminuir o desaparecer al dar el Interferón por la noche o al disminuir la dosis de la medicación. Incluso, los síntomas similares a los de la gripe pueden reducirse, como ya fue mencionado, tomando Paracetamol o Ibuprofeno en la forma en que se lo indique su médico.
Es muy importante que siga cuidadosamente todas las indicaciones y que cumpla con los controles clínicos y bioquímicos, en la forma en que se lo indique su médico.

f) ¿Cuál es el objetivo del tratamiento?
El objetivo principal del tratamiento es la erradicación definitiva del virus HCV y secundariamente, modificar la historia natural de la enfermedad hepática por HCV, es decir, evitar la evolución a formas más severas de la enfermedad.

g) ¿Cómo se evalúa la respuesta al tratamiento?
Se deben realizar controles virológicos durante, al terminar y luego de 6 meses de finalizado el tratamiento.
Las posibles respuestas al tratamiento antiviral son las siguientes:

Control intratratamiento.
Al 3er. o 6to. mes de terapia antiviral (Según la marca comercial de Interferón Peguilado que se emplee):

• Respondedor precoz: el HCV RNA no es detectable o ha disminuido significativamente en relación a la carga viral pretratamiento. Estos pacientes tienen probabilidades muy altas de alcanzar una respuesta viral sostenida.
• No respondedor: El HCV RNA persiste detectable, en niveles similares a los previos al tratamiento.

Control al terminar el tratamiento.
• Respondedor: HCV RNA no detectable
• No respondedor: HCV RNA detectable

Control al 6to. mes de finalizado el tratamiento
• Respuesta viral sostenida: el HCV RNA permanece no detectable.
• Respondedor con recidiva: Se incluyen en este grupo a aquellos pacientes en los que el HCV RNA resultó no detectable al finalizar el tratamiento y que luego, en el control del 6to. mes postratamiento, el HCV RNA es detectable nuevamente.

h) ¿Qué debo hacer si tuve una respuesta sostenida al tratamiento antiviral?
La conducta habitual que se sugiere, por el momento, es realizar un control anual con su médico quién le indicará algunos estudios de control, entre los que se incluyen el estudio del HCVRNA.

i) ¿Qué debo hacer si tuve una respuesta con recidiva al tratamiento antiviral?
La conducta en estos casos es realizar un nuevo tratamiento, ya que las posibilidades de responder son similares, en estos casos, a las de un primer tratamiento.

j) ¿Qué debo hacer si el virus HCV permaneció positivo a pesar del tratamiento antiviral?
La falta de respuesta al tratamiento, es decir, la persistencia del HCV RNA en sangre en los estudios de laboratorio es una eventualidad que se puede presentar, incluso con el uso de los nuevos fármacos en un porcentaje que oscila entre el 20 y 50% de los casos, de acuerdo al genotipo HCV y al estadio de fibrosis hepática. Diferentes estudios han mostrado que aún en estos casos, cuando se realiza una biopsia hepática de control postratamiento, se puede observar en un porcentaje importante de pacientes una mejoría de la lesión hepática. Es más, muchos estudios han demostrado, una menor tasa de complicaciones en estos casos que en aquellos que nunca recibieron tratamiento. Las posibilidades de erradicar el virus con un nuevo tratamiento son inferiores a las obtenidas con la primera terapia antiviral. Por ello se están evaluando, actualmente, nuevas drogas y esquemas de tratamiento en estos casos.

k) ¿Cómo se obtiene la medicación?
• El Interferón Peguilado es una de las drogas incluidas en el programa del gobierno llamado APE (Administración de Programas Especiales) para el tratamiento de la hepatitis crónica C, por lo tanto el costo de la medicación así como los estudios de laboratorio de alta complejidad como la PCR, deben ser cubiertos totalmente por su obra social o medicina prepaga.
• Su médico deberá llenar los formularios exigidos por el APE (que le son provistos por su sistema de salud), justificando la indicación del tratamiento y luego, Ud. deberá presentar a su sistema de salud este documento y otros, como por ejemplo, copia de los resultados del genotipo HCV, nivel de carga viral y biopsia hepática.
• Su médico deberá realizar un resumen de historia clínica en el que conste diagnóstico, esquema terapéutico y proyección semestral (el año calendario para estos fines ha sido dividido en dos: enero-junio y julio-diciembre).

El tratamiento de la hepatitis C debe ser llevado a cabo por un profesional médico con experiencia tanto en enfermedades hepáticas como con los fármacos empleados

Antes de comenzar el tratamiento antiviral su médico le indicará una serie numerosa de estudios de laboratorio y, en algunos casos, además, electrocardiograma, prueba funcional respiratoria, examen oftalmológico o estudios de imágenes

El tratamiento actual de la hepatitis crónica C consiste en usar la asociación Interferón Peguilado más Ribavirina

La monoterapia (sólo Interferón Peguilado) se reserva para aquellos pacientes que tienen una contraindicación para recibir Ribavirina

9) HEPATITIS C Y TRABAJADORES DE LA SALUD
¿Cuál es el riesgo de contraer una infección por HCV al pincharse con una aguja con sangre contaminada por HCV?
Luego de una pinchadura o corte con exposición a sangre contaminada por HCV, alrededor de 2 (1.8%) de cada 100 trabajadores de la salud podrían contagiarse la infección.
a) Cuales son las recomendaciones para el seguimiento de los trabajadores de la salud luego de haberse expuesto a sangre contaminada por HCV?Agentes antivirales (ej: Interferón) o inmunoglobulinas no deberían usarse para profilaxis post-exposición.
1. Para la fuente, se debe estudiar inmediatamente el anti HCV.
2. Para la persona expuesta a una fuente portadora de infección HCV, se debe realizar una prueba basal de anti HCV y actividad enzimática (nivel de ALT), y pruebas de seguimiento que incluyen anti HCV y ALT cada 3 a 6 meses. Si se desea un diagnóstico temprano de infección por HCV, puede investigarse el HCV RNA a las 4-6 semanas del contacto.

b) ¿Deberían los trabajadores de la salud infectados por HCV restringir algunas de sus actividades laborales habituales?• No, no hay recomendaciones en cuanto a restringir las actividades a un trabajador de la salud (médicos, odontólogos, enfermeras, técnicos, instrumentistas, etc.) infectado por HCV. El riesgo de transmisión de un trabajador de la salud infectado a un paciente es extremadamente bajo.
• Todos los trabajadores de la salud, sean o no portadores del virus HCV, deben seguir estrictamente las precauciones estándares que incluyen el lavado de manos, técnicas de barrera y precaución en el uso y descarte de agujas u otros elementos corto-punzantes.

10) ALGUNAS RECOMENDACIONES
a) ¿Cómo se puede prevenir el contagio de la infección a otras personas?
Si Ud. es portador de una hepatitis C,
• NO done sangre, órganos, médula ósea, óvulos o semen.
• NO comparta objetos personales que puedan tener sangre tales como cepillos de dientes, artefactos dentales, hilo dental, afeitadoras, agujas, jeringas, etc.
• Cubra cortes y lastimaduras para prevenir la diseminación del HCV.
• Deseche cuidadosamente elementos que puedan contener su sangre o fluidos corporales (pañuelos, algodones, toallas higiénicas).
• Informe su condición a su pareja, familiares, amigos, a su médico y a su dentista.

b) ¿Como puede una persona protegerse a si misma de contraer Hepatitis C y otras enfermedades diseminadas por contacto con sangre humana?• Evite la drogadicción. Si Ud. es usuario de drogas intravenosas es necesario que ingrese en un programa de tratamiento. Si Ud. no puede abandonar la drogadicción, nunca reutilice o comparta jeringas, agua, agujas u otros implementos utilizados en la preparación de las drogas. Vacúnese contra las Hepatitis A y B.
• No comparta cepillos dentales, afeitadoras u otros artículos de uso personal, que pueden tener restos de sangre contaminada.
• Si Ud. es un trabajador de la salud, siga y respete las indicaciones de precaución y rutina para un manejo seguro de agujas y otros objetos cortopunzantes. Vacúnese contra las Hepatitis A y B.
• Considere los riesgos latentes para su salud si Ud. piensa tatuarse o realizarse un “piercing” o una herida provocada. Ud. puede resultar infectado si:
(1) Los elementos que se utilizan poseen restos de sangre infectada por el HCV.
(2) El artista o el que realice el “piercing” no realiza una práctica segura tal como desinfección y lavado profundo de sus manos y el uso de guantes descartables.
• El HCV puede diseminarse por medio del sexo, pero esta vía de transmisión es poco frecuente. Si Ud. tiene relaciones sexuales con más de una pareja:

(1) Ud. y su pareja pueden tener la posibilidad de contagio de otras enfermedades de transmisión sexual (ej: SIDA, Hepatitis B, gonorrea o clamidya).
(2) Ud. debe usar siempre preservativos correctamente colocados. La eficacia de los preservativos de látex en prevenir la infección por HCV es desconocida, pero su uso apropiado puede reducir la transmisión.
(3) Ud. debería vacunarse contra la Hepatitis B.

c) Los pacientes con Hepatitis C, ¿Deben cambiar sus prácticas sexuales, si tienen una pareja sexual estable desde hace tiempo?
No. Existe una muy baja probabilidad de transmitir el HCV a su pareja al mantener relaciones sexuales. Si desea disminuir aún más esta probabilidad de contagio a su pareja, Ud. puede usar protectores de barrera como los preservativos. La eficacia de los preservativos de látex en prevenir la infección por HCV es desconocida, pero su uso apropiado puede reducir la transmisión. Pregunte a su médico sobre la posibilidad de realizar un análisis a su pareja.

d) ¿Cómo pueden las personas con infección HCV proteger su hígado?
• NO consuma bebidas alcohólicas.
• Contrólese con su médico con regularidad.
• Evite el sobrepeso
• No inicie tratamiento con nuevas medicaciones o con medicación de venta libre, homeopáticos, etc., sin consultar previamente a su médico.
• Deseche cuidadosamente elementos que puedan contener su sangre o fluidos corporales (pañuelos, algodones, toallas higiénicas, agujas, jeringas).
• Vacúnese contra las Hepatitis A y B.

e) ¿Deberían vacunarse contra las Hepatitis A y B las personas con Hepatitis Crónica C?
Si.

f) ¿Cuál es la dieta –alimentos- que debe seguir una persona con hepatitis crónica C?
Una persona con hepatitis crónica C, no requiere de un plan de alimentación especial, a menos que la enfermedad se encuentre en estadios muy avanzados (cirrosis descompensada). En general, se sugiere una dieta amplia y balanceada, que incluya alimentos en proporciones habituales de proteínas, hidratos de carbono y grasas, similares a los de una dieta de cualquier persona sana. Si es importante que el peso corporal esté dentro de los parámetros normales, ya que se ha observado que el sobrepeso es un factor que puede acelerar la progresión de la enfermedad hepática hacia formas más severas y por otro lado, los individuos obesos tienen un porcentaje de respuesta menor a los tratamientos antivirales actualmente disponibles que aquéllos con peso normal.

g) ¿Se debe hacer reposo si se tiene una hepatitis aguda o crónica C?
• El reposo, habitualmente no es necesario en los portadores de Hepatitis C. Es más, en general, en los portadores de hepatitis crónica C se recomienda realizar algún tipo de actividad física en forma rutinaria. Recuerde, que debe incorporar la actividad física de forma gradual y, siempre debe realizarla bajo la supervisión de su médico.
• Si se le ha diagnosticado una hepatitis aguda C, la recomendación es que realice aquellas actividades que su organismo le permita. El reposo absoluto, como habitualmente se cree, no mejora la evolución de una hepatitis aguda C

h) ¿Se pueden tomar medicamentos para tratar otras enfermedades?
• Si, se pueden tomar otros medicamentos. De todas maneras, se sugiere que siempre consulte a su médico antes de comenzar una nueva terapia, ya que algunos fármacos pueden ser tóxicos para su hígado y sería conveniente cambiarlo por otro menos agresivo.
• La hepatitis crónica C habitualmente no condiciona una mayor toxicidad medicamentosa, a menos que se trate de un paciente portador de una coinfección HCV-HIV, en los que la toxicidad hepática por antirretrovirales es más frecuente (debido probablemente a la infección HCV) que en aquéllos que tienen sólo la infección HIV.
• Los portadores de una cirrosis HCV deben evitar drogas antiinflamatorias no esteroides (AINES) y algunos antibióticos, entre otros, ya que en ellos los riesgos de trastornos de la función renal (insuficiencia renal) son mayores que en la población sana.

RECOMENDACION: SIEMPRE CONSULTE CON SU MEDICO ANTES DE COMENZAR A TOMAR MEDICAMENTOS. SIEMPRE INFORME AL MEDICO QUE VA A RECETARLE UN MEDICAMENTO SU CONDICION DE PORTADOR DE HEPATOPATIA CRONICA HCV

i) ¿Cómo contarle a familiares y amigos que es portador de hepatitis C?
A usted puede resultarle difícil, contar a las personas cercanas que tiene Hepatitis C, de hecho, su mayor preocupación puede ser como reaccionarán ellos. Sus seres queridos pueden no saber mucho sobre la Hepatitis C; por lo que probablemente es conveniente comenzar compartiendo algunos aspectos de la enfermedad con ellos. Usted querrá hacerles saber sobre sus síntomas, tratamiento, etc. y como ellos pueden protegerse a si mismos del virus. Si usted piensa que hay probabilidades de que ellos hayan estado en contacto con su sangre, debe animarlos a realizarse controles. La familia y sus amigos pueden proporcionarle un maravilloso apoyo. Ellos pueden contenerlo emocionalmente cuando lo necesite. Pueden ayudarle, cuando no se sienta bien, a hacer todas sus actividades diarias. Aquellos que se preocupan por usted pueden ser capaces de apoyarlo y ayudarlo con actividades diarias como cocinar, labores domésticas o cuidar a sus hijos. Pero debe recordar que es bueno pedir ayuda cuando la necesite. Las personas con Hepatitis C, sobre todo cuando están recibiendo tratamiento, pueden tener síntomas que otros no pueden ver, como cansancio o dolor articular. Ya que usted puede no “parecer” enfermo, su familia y amigos no se dan cuenta de que los necesita. Debe estar seguro de explicarles esto. Debe tener en cuenta de que aquellos más cercanos a usted lucharán también con su diagnóstico. Déles tiempo de adaptarse a los cambios. Y recuerde, siempre es mejor ser honesto con sus sensaciones y emociones pues dan origen a sus necesidades. Su médico puede ayudarlo a usted y su familia.

j) ¿Es necesario compartir con los compañeros de trabajo su condición de portador de hepatitis C?
Usted puede evaluar la necesidad en contarle a sus amigos, familia y otros seres queridos sobre la Hepatitis C, pero puede cuestionarse si le contará a su jefe o compañeros de trabajo. Si usted esta luchando con esta decisión, la primera cosa que puede preguntarse a si mismo es: “de que manera el hecho de tener Hepatitis C afecta a mi relación con el trabajo y con mis compañeros”? Por ejemplo: De qué forma, el contarle a mis compañeros que tengo Hepatitis C, afectará mis relaciones interpersonales. ¿Tendrá algún efecto en futuras asignaciones o promociones? ¿Cuándo es el momento correcto de contarle a la gente? ¿Hay alguna probabilidad de que mis compañeros lleguen a estar en contacto con mi sangre y se infecten de Hepatitis C? ¿Podría haber oportunidades en que yo necesite tomarme el día para descansar o reponerme? Si usted decide compartir el conocimiento de su condición con la gente en su lugar de trabajo, es de esperar que ellos entiendan y le proporcionen el apoyo que usted pueda necesitar en el tiempo por venir. Pero, si en su lugar de trabajo, no hay comprensión, recuerde que existen leyes que le proporcionan alguna seguridad. Personal de recursos humanos puede darle más información sobre sus derechos. Hable con recursos humanos, si usted decide hablar de su condición, ellos pueden ser el mejor lugar para empezar.

k) ¿Qué otra información es importante para los pacientes con hepatitis C?
• El HCV no se transmite por estornudar, abrazarse, toser, compartir agua o comida, cubiertos, usar el mismo vaso o por contacto casual.
• Las personas no deben ser discriminadas en el trabajo, escuelas, juegos, cuidado de niños u otras actividades por estar infectados con el HCV.
• Participar de un grupo de autoayuda, asociaciones de pacientes u otros grupos de soporte, ayuda a los pacientes a sobrellevar mejor su enfermedad y a lograr una mejor calidad de vida.

Siempre consulte con su médico antes de comenzar a tomar medicamentos.
Siempre informe al médico que va a recetarle un medicamento su condición de portador de hepatopatia cronica HCV.

Si es portador de hepatitis C

NO done sangre, órganos, otros tejidos o semen.
NO comparta objetos personales que puedan tener sangre, tales como cepillos de dientes, artefactos dentales, hilo dental, afeitadoras, agujas, jeringas, etc.
Cubra cortes y lastimaduras para prevenir la diseminación del HCV.

Las personas con hepatitis C deben vacunarse contra las Hepatitis A y B, si es que no las padecieron

Fuente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Pin It on Pinterest

Share This