12m15m

Un viernes como hoy es desde hace semanas llamado en Internet el #FatalFriday, en coincidencia con la celebración de los Consejos de Ministros del Gobierno de Mariano Rajoy. Viernes tras viernes nos imponen recortes y más recortes en nuestro magro “Estado del bienestar”, recortes siempre soportados por el 99% que somos los que sostenemos el Estado.

El Gobierno cada viernes nos hace desaparecer por decreto servicios y prestaciones que los ciudadanos hemos creado y sostenido con nuestros impuestos, con esfuerzo y sacrificio al que nunca nos hemos negado y con los que habíamos construido un sistema público de salud universal y gratuito que era la envidia de cualquier ciudadano del mundo. Un sistema de salud con unos profesionales de competencia reconocida mundialmente, con unos recursos y unas infraestructuras que permitían que la DEMOCRACIA alcanzara a todos en un derecho humano esencial como es la Salud. Todo ello con un coste sobre PIB muy inferior a países como Francia y Alemania.

Si en España invirtiéramos en salud el porcentaje sobre PIB equivalente al que se hace en Alemania el sistema no sería deficitario e, incluso, mejoraría las prestaciones que hasta no hace mucho se venían prestando. Pero la idea, perversa, de generar déficit en el sistema no es inocente, ni siquiera muestra de ineptitud de los gestores. Forma parte de una estrategia definida de privatizar la salud, abandonado el modelo vigente hasta los límites de una salud para pobres, sin recursos, de beneficencia. Intereses detrás, los de las grandes multinacionales hospitalarias que ya están aterrizando en la gestión de hospitales en Madrid, Castilla-La Mancha…

Esta sinrazón se agrava cuando los recortes se justifican en que no hay liquidez, las arcas del Estado están vacías… y comprobamos que según para qué. El rescate de la ruina de Bankia, a su vez la ruina de Cajamadrid y Bancaja, es buena muestra de ello. Hace un montante de dinero público allí comprometido de más de 80.000 millones de euros. Diez mil millones en este último pelotazo. Cantidad equivalente a los recortes en Sanidad y Educación juntos. Y esto con una sola entidad bancaria y sin que los responsables tengan más consecuencias que irse de rositas con una millonaria “indemnización”. Lamentable. Vergonzoso.

Que consecuencia de ello se nos niegue a los enfermos de VHC un tratamiento que garantizaría la cura de un 50% más de pacientes, los que se podrían ahorrar la angustia de la enfermedad que en un significativo porcentaje les puede acarrear cirrosis y cáncer con un sólo tratamiento, el trasplante hepático, y una recidiva asegurada al no haber curado el virus. Esta es la mejor de las dos posibilidades. La otra, se la imaginan, verdad?. Hagan cuentas… en España somos más de 800.000 las personas las afectadas de VHC. Otra cifra, mas de la mitad no lo saben.

Porque somos el 99% nos indignamos y nos revelamos, las personas primero, hagamos como Islandia y neguémonos a pagar la deuda de los ricos, de los especuladores, del 1% que no conoce la crisis, que cada día atesora más y más riqueza a costa de nuestra pobreza. Y digamos NO a esos políticos que se instalan en privilegios y mejores sueldos y comisiones para, olvidando que les vota el 99%, ponerse al servicio del 1% que nos trajo a esta crisis y ahora pretende imponer su solución.

Por ello os invitamos a todos a que suméis vuestra indignación y participéis en las actividades del #12M15M reclamando Justicia Social y otra salida justa y social a la crisis que ellos han provocado. Allí nos vemos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Pin It on Pinterest

Share This