La medicina moderna está cada vez más cerca de encontrar la cura para la hepatitis C, enfermedad que padecen 170 millones de personas en el mundo y que deriva en cirrosis o cáncer de hígado.

De acuerdo con la doctora María Sjogren, especialista del Centro Médico de la Armada Estadunidense Walter Reed de Washington, DC, los nuevos tratamientos conocidos como inhibidores de proteasa por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) como el Boceprevir, aumentan tres veces la posibilidad de erradicar el virus del cuerpo del paciente que nunca han recibido terapia antiviral e incluso para aquellos en el que el tratamiento previo resultó fallido.

La especialista quien participó en los estudios clínicos de estas moléculas y utiliza el tratamiento en su clínica, dijo que la respuesta que ha obtenido de los pacientes, “es un cambio ante el cual no se puede evitar asombro y optimismo con respecto al tratamiento de la hepatitis C”.

Dijo que contar con los nuevos tratamientos permite incrementar la posibilidad de alcanzar respuesta viral sostenida, es decir, la erradicación del virus, de sólo 50 por ciento de respuesta que era obtenida del resultado de la combinación de interferón pegiladio y rivabirina, hasta un 70 por ciento que alcanza el tratamiento con el inhibidor de proteasa, así como disminuir el tratamiento de 48 a 36 e incluso 28 semanas.

El nuevo medicamento aprobado en mayo pasado, es una nueva clase de medicamentos conocida como inhibidores de proteasa para el virus de la hepatitis C (VHC) indicada para su uso en combinación con peginterferón alfa y ribavarina, la cual es la terapia estándar actual, para el tratamiento de la hepatitis C crónica, indicó Sjogren.

En comparación con la terapia actual, el nuevo fármaco puede aumentar significativamente la oportunidad del paciente para lograr niveles indetectables del virus, y por lo tanto obtener una respuesta viral sostenida (RVS).

La terapia estándar actual para el virus de la hepatitis C funciona para fortalecer la respuesta del sistema inmune natural del cuerpo contra el virus, pero sólo 40 por ciento de los pacientes con una infección de hepatitis C del genotipo 1 es capaz de lograr una respuesta viral sostenida.

Se calcula que a nivel mundial hay 170 millones de personas contagiadas, en Estados Unidos el número de infectados con este virus se acerca a 4 millones, mientras que en México hay 2.5 millones, y uno de los problemas que tenemos es que cerca de 25 por ciento ha sido diagnosticado y 75 por ciento no sabe que tiene el virus, indicó Sjogren.

Fuente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Pin It on Pinterest

Share This