La hepatitis B puede reactivarse al tratar algunas leucemias

La hepatitis B puede reactivarse al tratar algunas leucemias

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha alertado del riesgo de reactivación del virus de la hepatitis B en portadores crónicos cuando son tratados con una familia de fármacos utilizados para varios tipos de leucemia. En concreto, la agencia ha detectado varios casos de reactivación del virus con varios fármacos que actúan como inhibidores de la proteína tirosina quinasa Bcr-Abl, entre los que incluyen el bosutini …

Leer mas: http://www.infosalus.com/farmacia/noticia-hepatitis-puede-reactivarse-tratar-algunas-leucemias-20160408151753.html

Los enfermos de hepatitis C no somos responsables del déficit sanitario

Los enfermos de hepatitis C no somos responsables del déficit sanitario

Para la Plataforma de Afectados por Hepatitis C – PLAFHC constituye una desvergüenza que los responsables de Hacienda y Sanidad del Gobierno en funciones quieran responsabilizar a los enfermos de VHC de ser los causantes del desvío del déficit por encima de lo previsto en 2015, como consecuencia de los gastos derivados de los tratamientos contra la Hepatitis C

La PLAFHC quiere salir al paso de esta intoxicación informativa difundida desde estamentos gubernamentales y desmentir tales afirmaciones, que de persistir perjudican gravemente la lucha de un colectivo de enfermos que exigieron en la calle durante meses la prescripción de un medicamento ya existente, que no se suministraba debido a su alto precio, regulado por el sistema de patentes con el que la legislación ampara a la industria farmacéutica. La hepatitis C, además de ser una enfermedad silenciosa, es una enfermedad letal, que al inicio de la lucha del colectivo de enfermos causaba en España una media de muertes de 12 personas al día.

La PLAFHC no va a entrar a valorar unas cifras sesgadas y parciales, de las que no se conocen ni las cuantías invertidas ni su financiación, pero sí refutar el mensaje malintencionado que acompaña estas noticias que pretende culpabilizar a los enfermos de VHC y enfrentarlos con afectados de otras enfermedades, queriendo dar a entender ante la sociedad que se trata de una batalla entre enfermos de hepatitis C y los demás enfermos.

La Presidenta de la PLAFHC, Elsa Tobeña, ha indicado que “los enfermos de hepatitis C queremos dejar bien claro que ni somos culpables ni tenemos que pedir perdón por vivir”, indicando que el colectivo de afectados al que representa persistirá en sus planteamientos y lucha “hasta que se cumpla el justo objetivo de TRATAMIENTO PARA TOD@S y hasta la total erradicación del VHC”.

También nos han indignado profundamente las manifestaciones del responsable en funciones de la cartera de Sanidad, Sr. Alonso, quien ha llegado a insinuar que nuestra lucha puedan haberla manejado incluso las farmacéuticas para presionar sobre la negociación del precio.

¿De verdad son capaces de seguir repitiendo que la “culpa” la tiene lo invertido en salvar de la muerte a los enfermos de la Hepatitis C? ¿De verdad quieren hacer creer que nada tienen que ver todos los gastos que el Gobierno invierte en subvencionar a estamentos como, por ejemplo, la Iglesia, la Banca, o todo lo sustraído de las arcas públicas por las tramas corruptas que son quienes, verdaderamente, nos han llevado a la mal denominada crisis?

Para la PLAFHC es el momento de EXIGIR las siguientes medidas:

1-  Que la enfermedad de la hepatitis C que afecta a un porcentaje elevado de la población mundial y extendida en un área geográfica amplia sea declarada como pandemia. Sólo en España se calcula una cifra de más de 800.000 infectados.

2-  Que se emitan licencias obligatorias que actúen sobre el actual sistema de patentes de la industria farmacéutica evitando así el lucro desmesurado de las mismas.

3-  Que todo ello revierta en la elaboración de medicamentos genéricos que hagan posible la erradicación del virus del VHC sin menoscabo alguno del Sistema Nacional de Salud (SNS).

El precio de los medicamentos, Hacienda y un sistema roto

El precio de los medicamentos, Hacienda y un sistema roto

Habitualmente las declaraciones de Cristóbal Montoro suelen ser tan despreciables como prescindibles, pero en el día de hoy nos ha ofrecido un argumento que nos ha parecido más-que-clarificador, para justificar la desviación del Gobierno de España del objetivo de déficit para el pasado año: una parte importante de la culpa de dicha desviación la tiene la existencia de partidas puntuales de financiación, poniendo como ejemplo la partida para el pago de los nuevos medicamentos contra la hepatitis C.
Podríamos quedarnos en pensar que se ha tratado de una declaración más en la que la culpa de los malos resultados macroeconómicos del gobierno son culpa de las personas enfermas de hepatitis C y no ir más allá. Sin embargo lo que ha dicho Montoro en realidad tiene una lectura que compartimos plenamente, aunque seguramente él no sepa que esa lectura se podía extraer de sus declaraciones… podría enunciarse de la siguiente manera:

“Los precios de las innovaciones disruptivas de moderado/alto valor terapéutico llevan una tendencia de escalada de precios que puede poner en peligro la sostenibilidad no solo de los sistemas públicos de salud sino también de la financiación pública de políticas de otros ámbitos”.

Lo hemos comentado aquí (1) y en otros lugares (2, 3) a raíz de la entrada del sofosbuvir en la escena farmacológica de nuestro país: el sistema actual de innovación en medicamentos y fijación de monopolios de explotación (patentes), conjuntamente con unos sistemas de información sobre costes de investigación y fijación de precios profundamente opacos nos lleva a una situación no solo de injusticia (acceso ligado a los recursos económicos de los individuos o, agregadamente, de los estados, no a la carga de enfermedad) e indefensión de las administraciones (que actúan como una especie de comprador único sin maniobra ante los argumentos de “es que los costes de I+D+i son muy altos” (4) o “es que incurrimos en grandes riesgos a la hora de invertir en investigaciones desde cero que no sabemos hacia dónde nos van a llevar), sino principalmente de inefectividad a la hora de promover una investigación que maximice las mejoras en salud obtenidas con los recursos invertidos en I+D+i.
Los precios de los medicamentos prescritos en asistencia especializada hospitalaria han multiplicado su precio por 2.5 en los últimos 7 años en Estados Unidos(5), siendo una escalada que está en consonancia con las cifras de tendencias del gasto farmacéutico hospitalario que se manejan en nuestro país (6). La tendencia de los medicamentos innovadores a incrementar su precio logró que el Wall Street Journal señalara el precio de los medicamentos como el problema de salud de 2015 (7).
Evolución del precio de los medicamentos en EEUU (8)

 

El problema del precio de los medicamentos es el elefante rosa en la habitación: está presente, es enorme pero nadie parece querer mirar a él. Reducciones de copagos, políticas de transparencia, financiaciones selectivas de medicamentos ligadas a procesos potentes de evaluación… todo eso son medidas necesarias pero que no serán más que patadas hacia delante si no se produce un cambio real en el modelo de innovación. Mirar más allá de la patente es la única manera de salvar una situación cuyos daños colaterales son años de enfermedad y vidas prematuramente terminadas, y existe una cierta urgencia a la hora de abordar este tema porque aspectos no puramente sanitarios como son la posible firma del TTIP podrían tener importantes efectos sobre el acceso a los medicamentos y sobre el control de precios por parte de los estados miembros de la Unión Europea, reduciendo aún más el poder de los Estados en los procesos de negociación de precios (9).
En los próximos días publicaremos la segunda parte de este post, donde trataremos de esbozar algunas alternativas que se pueden plantear para reformar el modelo de innovación biomédica, qué rol puede tener la industria farmacéutica en ello y cuál las instituciones públicas, cómo podemos vincular valor terapéutico a precio de medicamentos y otras propuestas relacionadas.
(1) Hepatitis C: del lado del paciente con visión de población. En médico crítico.
 
(2) Del derecho a la patente a los derechos de los pacientes: el dilema. En eldiario.es
 
(3) La penúltima batalla de los medicamentos genéricos. En Periódico Diagonal.
 
(4) Sobre esta afirmación nunca nos cansaremos de recomendar el artículo “Demythologizing the high costs of pharmaceutical research” (enlace al texto completo)
 
(5) Drug Trends Report 2015 (enlace)
 
(6) El gasto farmacéutico de los hospitales públicos se disparó un 25% en 2015 pro los nuevos fármacos de la hepatitis C. En: médicos y pacientes.
 
(7) Year in review: Top 10 health issues in 2015. En Wall Street Journal.
 
(8) The rise and rise of (Specialty) prescription drug prices. En: Health Populi
 
(9) Why should you be concerned about TTIP and access to medicines. En Health Action International.
Artículo de Médico Crítico publicado en diagonalperiodico.net
Canarias asegura que todos los diagnosticados de hepatitis C reciben los nuevos fármacos

Canarias asegura que todos los diagnosticados de hepatitis C reciben los nuevos fármacos

La Consejería de Sanidad de esta comunidad autónoma afirma a ConSalud.es que hasta ahora ha atendido con tratamientos de última generación a un total de 1.131 pacientes.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha informado a ConSalud.es de que el Servicio Canario de la Salud ha tratado hasta este momento con los fármacos de última generación a 1.131 pacientes diagnosticados de hepatitis C y afirma que “está tratando con los nuevos fármacos a todos los pacientes diagnosticados de hepatitis C”.

Más de 800 pacientes tratados con los nuevos fármacos se encuentran en los estadios más avanzados de la enfermedad

De esta forma, como indican en un comunicado, “ya han recibido tratamiento todos los pacientes de las fases de la enfermedad correspondientes a F4 y F3”, es decir, aquellos que se encuentran en los estadios más graves de la patología. Además, respecto a los que están infectados por el virus en niveles menos avanzados, añaden que “actualmente lo están recibiendo los de F2, F1 y F0 y se continuará ofreciendo el tratamiento a todos los pacientes que sean diagnosticados y lo requieran sin horizonte alguno”.

En particular, como detallan desde la Consejería de Sanidad, del total de pacientes tratados, 610 se corresponden con la fase F4; 252 son F3; 190 tienen un nivel de fibrosis F2; 72 de los que han recibido los nuevos fármacos son F1 y se ha ofertado el tratamiento a siete pacientes F0.

Con estos datos, el Gobierno de Canarias pretende desmentir las afirmaciones realizadas en este diario recientemente por la presidenta de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (Plafhc), Elsa Tobeña, en las que manifestaba que los pacientes a los que representan se encuentran especialmente preocupados por la falta de tratamientos en comunidades autónomas como Canarias. “No sabemos por qué, pero existen problemas serios para conseguir los nuevos fármacos en las islas”.

Artículo publicado en consalud.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Pin It on Pinterest