Los expertos reclaman elaborar una Estrategia Nacional para Hepatitis C

Creen necesario un presupuesto específico para financiar los nuevos tratamientos disponibles
Poder asegurar que el Sistema Nacional de Salud (SNS) es sostenible, eficiente y equitativo sería la mejor carta de presentación. No obstante, entraña dificultad ya que no existe, en la actualidad, equilibrio entre dichos parámetros. Además, cuando la mirada se centra en los pacientes con Hepatitis C, estos términos cobran mayor relevancia ya que son muchas las vidas que están en juego.

Con el objetivo de apoyar a este colectivo, proporcionarle información, velar por sus intereses y tratar de garantizar un acceso equitativo a los nuevos tratamientos, la Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (Fneth) ha promovido la creación de un grupo de trabajo, desarrollado en el seno de la Alianza General de Pacientes (AGP), que ha analizado los retos de la patología y que ha dado como fruto un informe, que ya ha sido trasladado a las principales autoridades sanitarias del país, sobre su abordaje.

Uno de los retos absolutamente necesarios a corto plazo es el establecimiento de una Estrategia Nacional para Hepatitis C que establezca las bases para la incorporación de nuevas innovaciones terapéuticas al sistema sanitario. Unas innovaciones que permiten hablar de una posible erradicación de la enfermedad, como subraya el grupo de trabajo constituido por el presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), José Luis Poveda; el presidente Fneth, Antonio Bernal; el vicepresidente de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), Agustín Albillos; el secretario general de la Coordinadora Estatal de VIH-SIDA (Cesida), Miguel Luis Tomás Gil; y Francisco Zaragozá, vocal de Investigación y Docencia del CGCOF.

La infección del virus de la Hepatitis C (VHC) representa un problema de gran magnitud ya que repercute negativamente en la vida de las personas, deteriorando su calidad y esperanza de vida. A este hecho, se une el relevante coste y efectos adversos de los tratamientos actuales, así como la posibilidad de que la patología derive en cirrosis hepática y carcinoma hepatocelular (CHC), que plantean como única alternativa terapéutica la realización de un trasplante hepático, lo que supone un elevado impacto sociosanitario.

Nuevos tratamientos

A este respecto, es de destacar que está próxima la comercialización en nuestro país de nuevos tratamientos, como Sovaldi (sofosbuvir DCI), que tienen una eficacia cercana al cien por cien y que evitarían todas esas complicaciones de la hepatitis C. Conscientes del impacto sanitario y económico, los expertos consideran que es necesario elaborar un plan que marque la estrategia del abordaje futuro de la hepatitis C. En este sentido, las principales líneas de la estrategia deberían estar focalizadas en el acceso equitativo a la medicación, creación de protocolos para la detección precoz, facilidades en el diagnóstico de la enfermedad, formación óptima de población y profesionales sanitarios, debido a la deficiente concienciación ciudadana en esta enfermedad.

Mientras que el desarrollo de nuevos fármacos que modifican el curso de la enfermedad y permiten la curación de gran parte de los pacientes es la cara de la moneda, la cruz es la dificultad que existe para que se beneficien, en condiciones de equidad, de estos avances. Por ello, los expertos instan a las autoridades pertinentes a que se establezca un presupuesto centralizado que permita financiar nuevos medicamentos que ya han sido autorizados y se comercializan en otros países de la Unión Europea (UE). En este sentido, los expertos manifestan su descontento con el diferente trato que reciben las innovaciones terapéuticas de la hepatitis C, frente a las de otros ámbitos sanitarios, que por la concienciación ciudadana existente, reciben un trato diferente por parte de las administraciones.
La realidad sitúa al sistema de salud en límites financieramente frágiles, que implican que el acceso a las nuevas opciones terapéuticas entrañe dificultades. En este punto, los expertos hablan de que se requieren no sólo políticas farmacéuticas efectivas, sino mecanismos innovadores para la financiación de nuevos medicamentos.

Además, debido a que las limitaciones al tratamiento en el acceso de antivirales de segunda generación y sin apenas efectos adversos sólo se entiende por medio de criterios economicistas, el grupo de trabajo aboga por una priorización de los pacientes susceptibles de recibir los nuevos tratamientos, en función de la gravedad que presenten. Así, una propuesta incluída en el informe señala que sería imprescindible el tratamiento inmediato, los pacientes con riesgo vital grave, como aquellos con formas graves de recurrencia tras el trasplante o cirróticos con riesgo grave de descompensación. Además, a corto plazo, menos de un año, deberían ser tratados todos los pacientes con cirrosis, así como aquellos en lista de espera de trasplante y los que padezcan recidiva después del trasplante. Por último, en menos de dos años, aquellos pacientes con fibrosis avanzada (F3).

Una buena estrategia, han subrayado, ha de posibilitar que la población que pueda obtener un mayor beneficio de los fármacos acceda a ellos desde el momento en el que estén disponibles. La incorporación de los nuevos antivirales es importante debido a la elevada eficacia que presentan, su mejor perfil de seguridad así como la menor duración de los tratamientos utilizados, algo que redundaría según los expertos en una mayor adherencia terapéutica y, por tanto, resultados clínicos.

Los miembros del grupo han recalcado que la evaluación de nuevos medicamentos debe ser minuciosa, ya que además de su eficacia y seguridad, también es importante su impacto presupuestario. Sin embargo, una importante inversión inicial en la actualidad, supondría a medio plazo una descongestión del sistema.

 

elglobal.net

Janssen hace un llamamiento a los gobiernos para hacer frente a la hepatitis C

El informe sostiene que las políticas nacionales no abordan adecuadamente la enfermedad

Los gobiernos de todo el mundo tienen que hacer más para hacer frente a la hepatitis C, según un informe respaldado por la compañía farmacéutica Janssen.

El informe La lucha contra la hepatitis C: Hacia un enfoque político integrado, confirma la falta de recursos y de información para la enfermedad, que afecta hasta a 170 millones de personas en todo el mundo.

En cambio, ha sido las organizaciones no gubernamentales y los grupos de pacientes que han llevado la iniciativa en el impulso de la conciencia y de la prestación de apoyo en la hepatitis C, según el informe , que fue publicado por The Economist Intelligence Unit (EIU).

Más información en pmlive.com

Imagen de Miuenski en Flickr

El arsenal terapéutico actual permitiría erradicar la hepatitis C en Occidente

El arsenal terapéutico actual permitiría erradicar la hepatitis C en Occidente

“España no puede perder este tren“

Eduardo Ortega Socorro. Santander
Para los profesionales sanitarios la polémica reciente alrededor de los elevados precios de los tratamientos de la hepatitis C, sobre todo de Sofosbuvir (de Gilead), no tiene razón de ser. Antonio Olveira Martín, del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital de la Paz, en Madrid,  asegura que si se cubriera a todos los pacientes afectados por esta enfermedad con los últimos productos en el mercado se erradicaría la dolencia en todo Occidente.

Carlos Camps; Antonio Olvera; José Javier Castrodeza, director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, y Eduardo Collantes, catedrático de Medicina de la Universidad de Córdoba.

Afirma además que tal operación sería rentable, gracias al “ahorro en el medio plazo”. Desde este punto de vista, advierte de que “España no puede perder este tren “ y reitera la necesidad de crear un “Plan Nacional contra la hepatitis C”.

Olvera aborda estas cuestiones durante el encuentro ‘Sinergia salud-crecimiento económico. 2014, oportunidad para la salud’, que organiza la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, con la colaboración de MSD, en Santander. El especialista forma parte de la mesa redonda ‘Cuantificación de la innovación’, en la que también participa Carlos Camps, presidente de la Fundación  para la Excelencia y la Calidad en la Oncología (ICO), quien avisa de que son necesarios “parámetros y criterios para poder demostrar que tenemos la mejor sanidad pública”. De esta manera, Camps se refiere a que hay que mejorar la forma de evaluar las terapias y la actividad sanitaria en España.

Asimismo, reclama que se tenga en cuenta el “valor social del medicamento” cuando se plantea dotarle de un precio y que los decisores de financiación de terapias “tengan criterios diferentes y exclusivos para determinadas enfermedades, como las raras”.

Artículo original de redaccionmedica.com

Financiar la cura de la hepatitis C casi eliminaría la lista de espera para trasplantes de hígado

Financiar la cura de la hepatitis C casi eliminaría la lista de espera para trasplantes de hígado

Un excelente artículo de Raúl Rejón eldiario.es hace una magnífica aproximación a la racanería y el cortoplacismo de la administración sanitaria española a la hora de abordar el tratamiento y cura de los pacientes con hepatitis C. En el se aportan datos, cifras, y se demuestra que decisiones valientes pueden ser a corto y medio plazo una auténtica revolución en la situación de cerca de 900.000 personas en España.

La hepatitis C en España tiene unas especiales características que harían aún más recomendable abordar si no su erradicación si reducir al mínimo su índice de afectación a la población, que en torno a un dos por ciento está afectada, y esencialmente un grupo de mayores de 50 años, los conocidos en Estados Unidos como los babyboomers, que recibieron tratamiento sanitario sin la esterilización suficiente para evitar un virus que hasta hace unos años era un absoluto desconocido. Así el uso de jeringillas desechables aparece generalizado tras la irrupción del VIH, conocido e identificado con anterioridad al VHC, y que en la actualidad, siendo mucho menos mortal su incidencia, goza de “mejor” prensa. Otros tratamientos clínicos, odontológicos… además de otro tipo de actividades más o menos mundanas como la manicura y pedicura, los piercings, los tatuajes… han evolucionado mucho en sus controles desde que en la década de los ochenta del siglo pasado con la “epidemia” del SIDA y en los primeros noventa tras la identificación del VHC. Aunque aún, aunque parezca mentira, siguen siendo escasos en muchos aspectos.

Muchos, demasiados pacientes de VHC en España, por esas razones, fueron infectados por el propio sistema sanitario, sistema de salud que al menos moralmente debería estar obligado a curar a esos pacientes sin escatimar esfuerzo ni, por supuesto, dinero. Pacientes que no van a tener otro remedio que acudir a todas las vías a su alcance para lograr curar una enfermedad que puede matarlos. Una cura posible, real, que solo dista de ser realidad si existe un acuerdo económico entre el Gobierno y el laboratorio que ha sacado el último y más efectivo tratamiento, a la par que manejable, Gilead. Los tratamientos actuales, que no sirven para todos los genotipos de VHC, son mucho menos efectivos e incluyen muchos efectos secundarios. Pero mientras, supuestamente, se negocia, muchos pacientes evolucionan en su enfermedad, su hígado enferma hasta una cirrosis y posiblemente a un hepatocarcinoma, y con suerte, con mucha suerte, un trasplante les salvará la vida, pero no a todos. Un porcentaje importante morirá sin que haya podido lograr el órgano. Todo por pura racanería.

Una política sanitaria con perspectiva a medio plazo, en un país líder mundial en trasplantes como España, solucionaría en gran medida la lista de espera de trasplantes hepaticos, a los que la hepatitis C aporta más de la mitad de demandas de órgano. Que lo son, además por otras afecciones hepáticas, que al disminuir al mínimo la demanda de órganos por pacientes de hepatitis C, mejoraran, y mucho, sus opciones de supervivencia por el simple hecho de que habrían, en proporción, más hígados disponibles.

Los responsables de decidir sobre este tratamiento, están condenando a una muerte innecesaria de muchos pacientes, su sufrimiento y el de sus familiares y amigos, y si no se ponen en esa perspectiva, si no los ponemos en esa perspectiva, no les quedará la humanidad suficiente para optar por salvar vidas. Solo por la racanearía que no tienen cuando de salvar bancos se trata.

El Carlos III y Gilead relanzan la edición de proyectos de investigación en VIH y hepatitis

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y Gilead España han acordado la puesta en marcha de la segunda edición del Fellowship para fomentar la investigación clínica y asistencial en VIH y Hepatitis en España. El contrato, suscrito por el director general del ISCIII, Antoni Andreu, y por la directora general de Gilead España, María Río, establece que el ISCIII será el encargado de evaluar las propuestas de investigación que se presenten a través de unas Comisiones de Evaluación Internacionales.

Esta segunda Convocatoria de Proyectos de Investigación en VIH y Hepatitis, promovida por la compañía biofarmacéutica dentro de su línea de actuaciones “Fellowship Program”, cuenta con una financiación de 600.000 euros para proyectos que se desarrollen durante un año. En la anterior se presentaron un total de 74 proyectos, de los cuales resultaron ganadores nueve en el área de VIH y seis en el área de Hepatitis.

La convocatoria está dirigida a equipos de investigación de los Centros Asistenciales Sanitarios Españoles, que sean de carácter clínico asistencial, y de entidades sin fines lucrativos y entidades beneficiarias de mecenazgo. Las solicitudes podrán presentarse entre el 7 y el 31 de julio.

Las bases de la convocatoria y los formularios de solicitud estarán disponibles enwww.fellowshipGilead.es

La imagen es de myfuture.com en Flickr

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Pin It on Pinterest