Alertan sobre la seriedad de algunas erupciones cutáneas en el tratamiento de la hepatitis C con Telaprevir

La FDA americana alerta que se han dado casos de muerte entre pacientes tratados con Incivek (la marca con la que se comercializa allí el Telaprevir) entre los que desarrollando erupciones cutáneas graves han persistido en proseguir con el tratamiento a pesar de las advertencias incluidas en el prospecto del mismo.

En este sentido el laboratorio Vertex ha añadido en sus cajas una llamativa etiqueta negra de advertencia sobre este peligro que puede afectar a un 1% de los pacientes.

El Telaprevir se usa en combinación con los fármacos tradicionales Interferon y Rivabirina con un importante incremento de éxito en la cura de pacientes con el genotipo 1 de la hepatitis C, el grupo menos respondedor a la terapia tradicional.

Puedes leer más información en este enlace

Abbott anuncia detalles del programa de fase III en la hepatitis C

Se estudiarán pautas sin interferón para la hepatitis C en amplias poblaciones de pacientes en numerosos países

Abbott Park, Ill., diciembre de 2012.- Abbott ha dado a conocer detalles de su programa de registro de fase III en la hepatitis C después de los prometedores resultados de su ensayo clínico de fase IIb, conocido como Aviator, presentados en la reunión anual de la American Association for the Study of Liver Disease (AASLD) en Boston. Los ensayos clínicos de fase III se diseñan para evaluar la eficacia y la seguridad de una pauta de 12 semanas de tres antivirales de acción directa (AAD), con y sin ribavirina, para el tratamiento del VHC genotipo 1 (GT1) en pacientes no cirróticos y con y sin experiencia previa en el tratamiento. Un estudio en fase III adicional estudiará tres AAD, con ribavirina, en pacientes con cirrosis durante 12 o 24 semanas.

El programa de fase III, abierto actualmente para la inclusión, incluirá más de 2.000 pacientes con VHC genotipo 1, con centros de estudio en 29 países. Los AAD de los estudios incluyen el ABT-450/r (inhibidor de la proteasa y ritonavir), el ABT-267 (inhibidor de la NS5A) y el ABT-333 (inhibidor no nucleósido de la polimerasa). El tratamiento durará 12 semanas en pacientes no cirróticos y 12 o 24 semanas en pacientes cirróticos. Se realizará un seguimiento de todos los pacientes durante 48 semanas postratamiento. En los ensayos de fase III se utilizarán comprimidos coformulados de ABT-450/r y ABT-267.

Más información sobre los ensayos aquí.

“Abbott se compromete a investigar un tratamiento de corta duración de la infección por el VHC, sin interferón, para conseguir tasas altas de respuesta virológica sostenida (RVS)”, comentó Scott Brun, M.D., vicepresidente de la división de Desarrollo de Enfermedades Infecciosas de Abbott. “La inclusión en los ensayos persigue ser un reflejo de un amplio abanico de poblaciones, incluidas las de difícil tratamiento. Estamos muy entusiasmados con los datos de los estudios de fase II y esperamos confirmar los resultados en nuestro programa de fase III.”

Los principales resultados por intención de tratar de las pautas con tres AAD con ribavirina, durante 12 semanas, presentados esta semana en la reunión de la AASLD muestran que un 97,5% (77 de 79) de los pacientes infectados por el VHC GT1 no tratados previamente y un 93,3% (42 de 45) de los pacientes infectados por el VHC GT1 no respondedores alcanzaron una RVS12.

Acerca del virus de la hepatitis C

La hepatitis C es una enfermedad hepática que afecta hasta 170 millones de personas en todo el mundo. El virus se transmite fundamentalmente a través del contacto directo con la sangre de una persona infectada. El VHC aumenta el riesgo de una persona de desarrollar enfermedad hepática crónica, cirrosis, cáncer de hígado y muerte, y la enfermedad hepática asociada a infección por el VHC está aumentando rápidamente.

De los seis genotipos principales de la hepatitis C, los genotipos 1, 2 y 3 son los más extendidos. El genotipo 1 es el genotipo más frecuente en los Estados Unidos y es el más difícil de tratar con tratamientos a base de interferón. Los pacientes con VHC genotipos 2 y 3 tienen más probabilidades que los individuos con VHC genotipo 1 de responder al tratamiento con peg-interferón o a la combinación de peg-interferón y ribavirina.

Acerca de los programas de desarrollo para el VHC

La cartera de productos para el VHC de Abbott incluye medicamentos en investigación con tres mecanismos de acción diferentes, como el inhibidor de la proteasa (ABT-450/r), el inhibidor de la polimerasa (ABT-333) y el inhibidor de NS5A (ABT-267) y que actualmente se están estudiando en ensayos clínicos. El ABT-450 está en fase de desarrollo con dosis bajas de ritonavir, el cual aumenta las propiedades farmacocinéticas del ABT-450. El uso de ritonavir 100 mg con el ABT-450 para el tratamiento de la infección por VHC es experimental.

El ABT-450 se descubrió durante el transcurso de una colaboración entre Abbott y Enanta Pharmaceuticals para el desarrollo de inhibidores de la proteasa del VHC y de regímenes que incluyen inhibidores de la proteasa. El ABT-450 está siendo desarrollado por Abbott para su uso en combinación con otros medicamentos experimentales de Abbott para el tratamiento del VHC. Abbott está bien posicionada para explorar combinaciones y coformulaciones de estos medicamentos.

Uso de ritonavir en el tratamiento del VIH

Ritonavir pertenece a una clase de medicamentos denominados inhibidores de la proteasa del VIH. Ritonavir se usa en combinación con otros medicamentos anti-VIH para tratar a personas con infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Ritonavir está indicado en adultos y niños a partir de un mes de edad.

Ritonavir no cura la infección por el VIH ni el SIDA, ni tampoco reduce el riesgo de transmitir el VIH a otras personas. Las personas que toman ritonavir pueden seguir teniendo infecciones oportunistas u otros trastornos que se producen con la infección por el VIH. Algunos de estos trastornos son neumonía, infecciones por el virus del herpes e infecciones por el complejo Mycobaterium avium (MAC).

Seguridad de ritonavir en el tratamiento del VIH

Los pacientes no deben tomar ritonavir con determinados medicamentos, ya que estos pueden causar problemas graves o potencialmente mortales, tales como latido cardíaco irregular, dificultad respiratoria o somnolencia excesiva. Los pacientes no deben tomar ritonavir si han tenido una reacción alérgica grave a cualquiera de sus componentes. Algunos pacientes que toman ritonavir pueden desarrollar problemas de hígado y de páncreas, los cuales pueden causar la muerte.

Los pacientes pueden desarrollar elevaciones importantes de los triglicéridos y el colesterol, diabetes, elevación de la glucosa, cambios en la grasa corporal, aumento de hemorragias en personas con hemofilia, reacciones alérgicas y/o cambios en el ritmo cardíaco. Los pacientes pueden desarrollar signos y síntomas de infecciones que ya tienen después de iniciar los medicamentos anti-VIH. Para más información, véase Información de seguridad importante e Información para prescripción completa.

Acerca de Abbott

Abbott es una compañía biomédica que se dedica al descubrimiento, desarrollo, fabricación y comercialización de productos farmacéuticos, nutricionales, sanitarios y de diagnóstico. La compañía emplea a 91.000 personas en todo el mundo y comercializa sus productos en más de 130 países.

Abbott está certificada como Top Employers España 2011 por el CRF Institute, y como la mejor empresa para trabajar en el sector salud y la segunda en el ranking general de sectores según Best Workplaces España 2010. Abbott tiene más de 1.500 empleados y 61 años de historia en nuestro país. La actividad de la compañía está orientada a resolver las necesidades de los pacientes con enfermedades crónicas y de alto impacto clínico, económico, social y emocional. Abbott tiene presencia en todos los ámbitos de la industria sanitaria española (incluida I+D y fabricación en sus centros de Madrid, Granada y Alcobendas). Sus productos cubren todas las fases del proceso de la enfermedad (prevención, diagnóstico, tratamiento y curación) y están presentes en todos los momentos del ciclo de vida: recién nacido, infancia, adolescencia, madurez y tercera edad.

Los pacientes de hepatitis C con cirrosis son buenos respondedores a la triple terapia con un cuidadoso control

Los pacientes de hepatitis C con cirrosis son buenos respondedores a la triple terapia con un cuidadoso control

La experiencia de la medicina francesa en el acceso temprano a los nuevos tratamientos de boceprevir y telaprevir en combinación con el tratamiento tradicional de la hepatitis C de interferon y ribavirina ha mostrado sus resultados en pacientes cirróticos tratados en el 63 Annual Meeting of the American Association for the Study of Liver Diseases (AASLD) celebrado el mes pasado en Boston.

El estudio Cupic (ANRS CO20), se ejecuta bajo los auspicios de la Agencia Nacional para la Investigación sobre el SIDA y la hepatitis viral, es un estudio multicéntrico observacional en el entorno ATU de uso compasivo de los inhibidores de la proteasa del VHC en personas con cirrosis que fueron no respondedores a terapia previa basada en interferón y ribavirina.

Los resultados mostrados para estos pacientes, sin ser los que nos gustaría, si que mejoran en mucho sus opciones de cura y muestran que bien manejados pueden llevar el tratamiento hasta el final.

La noticia, en inglés, la publicamos a continuación por su interés:

Christophe Hézode, Hôpital Henri Mondor, Paris. © Liz Highleyman / hivandhepatitis.com

Real-world experience in the French early-access CUPIC cohort shows that hepatitis C patients with advanced liver damage can achieve good response to interferon-based triple-therapy including boceprevir (Victrelis) or telaprevir (Incivo), researchers reported at The Liver Meeting 2012, the 63rdAnnual Meeting of the American Association for the Study of Liver Diseases (AASLD) last month in Boston.

Over years or decades people with chronic hepatitis C can develop serious liver disease, including cirrhosis or hepatocellular carcinoma. Whilst people with advanced liver damage are most urgently in need of treatment, they do not respond as well to interferon-based therapy, the current standard treatment for hepatitis C.

Pivotal trials of new drugs typically do not include the most difficult-to-treat patient groups, both because pharmaceutical companies want their candidates to perform as well as possible and because people with advanced disease are most likely to experience safety problems.

Such individuals may be able to access new treatments through early- and expanded-access programmes that run alongside controlled clinical trials, however. In France early access is available through the Temporary Authorisation for Use, or ATU, programme as drugs are awaiting marketing authorisation.

CUPIC (ANRS CO20), run under the auspices of the National Agency for Research on AIDS and Viral Hepatitis, is a multicentre observational study in the ATU setting of compassionate use of HCV protease inhibitors for people with cirrhosis who were non-responders to prior interferon-based therapy.

Christophe Hézode from Hôpital Henri Mondor in Paris presented findings from a 16-week analysis of nearly 500 CUPIC participants who were treated with boceprevir or telaprevir plus pegylated interferon and ribavirin.

The phase 3 SPRINT-2 and RESPOND-2 trials showed that people receiving triple therapy with boceprevir had more anaemia and dysgeusia (odd taste sensations) than those on pegylated interferon/ribavirin alone. The ADVANCE, ILLUMINATE, and REALIZE trials likewise showed that telaprevir recipients were more likely to experience anaemia, rash and pruritus (itching). However, Hézode noted, these studies included only a small number of people with liver cirrhosis – 115 total in the boceprevir trials and 247 in the telaprevir trials.

Between February 2011 and April 2012 a total of 674 treatment-experienced hepatitis C patients with cirrhosis were enrolled in the CUPIC cohort at 56 sites throughout France. The present analysis included 497 participants:

  • 205 participants who received 800mg boceprevir every eight hours plus pegylated interferon alfa-2b (PegIntron) and 800-1400mg/day weight-adjusted ribavirin for 48 weeks, with a four-week interferon/ribavirin lead-in before starting boceprevir.
  • 292 received 750mg telaprevir every eight hours plus pegylated interferon alfa-2a (Pegasys) and 1000-1200mg/day weight-adjusted ribavirin for 12 weeks, followed by interferon/ribavirin alone through week 48.

A majority of participants (68%) were men and the average age was 57 years. About half had HCV subtype 1b, 30 to 40% had harder-to-treat subtype 1a and the rest had other genotypes. About two-thirds had high baseline HCV viral load (>800,000 IU/mL). At baseline they had normal haemoglobin levels and platelet counts. Participants had compensated cirrhosis; most had Child-Pugh class A liver function (the least severe level) and MELD scores below 10.

Although only 2% of boceprevir recipients experienced rapid virological response at week 4, 38% went on to do so by week 8, 55% at week 12 and 58% at week 16 in an intent-to-treat analysis. In a per-protocol or as-treated analysis, the corresponding rates were 3, 42, 64 and 77%, respectively.

Telaprevir proved more effective overall. The rapid response rate at week 4 was 55%, rising to 80% by week 8 and 79% at week 12, but falling back to 67% at  week 16 in an intent-to-treat analysis. In the per-protocol analysis response rates remained high at 58, 92, 93 and 92%, respectively.

Among boceprevir recipients, 33% experienced serious adverse events, 26% stopped treatment early and 7% did so due to adverse events. One patient died, six experienced hepatic decompensation, and five had serious (grade 3/4) infections. None developed severe rash or kidney failure.

Looking at haematological side-effects, 23% developed grade 2 anaemia (haemoglobin 8.0-9.0 g/dL), 4% developed grade 3/4 anaemia (<8.0 g/dL), 46% used erythropoietin, 6% received blood transfusions and 11% had ribavirin dose reductions. In addition, 1% developed grade 3 and 3% developed grade 4 thrombocytopenia (low platelet count), whilst 5% developed grade 3 and 2% developed grade 4 neutropenia (low white blood cell count).

Telaprevir was less well tolerated overall. Amongst telaprevir recipients 45% experienced serious adverse events, 23% stopped treatment early and 15% did so for this reason. Five patients died, six experienced hepatic decompensation, 19 had serious infections, 14 (5%) developed severe rash and five experienced kidney failure.

Turning to haematological events, 19% developed grade 2 anaemia, 12% developed grade 3/4 anaemia, 54% used erythropoietin, 16% received transfusions and 13% had ribavirin dose reductions. About 10% developed grade 3 and 3% developed grade 4 thrombocytopenia, but only 2% developed grade 3 and fewer than 1% developed grade 4 neutropenia.

In a multivariate analysis, low platelet level (<100,000/mm3) and low serum albumin (<35 g/L) at baseline were significant predictors of severe complications, including death, severe infection, or decompensation (odds ratios of 3.1 and 6.3, respectively). Female sex, being age 65 or older, and low haemoglobin at baseline predicted severe anaemia or need for blood transfusion.

“In this large cohort of compensated cirrhotic patients, the safety profile of telaprevir or boceprevir in triple combination was poor as compared with phase 3 trials” – with increased rates of serious adverse events and more difficult management of anaemia – “but associated with high rates of on-treatment virologic response”, the CUPIC researchers concluded.

The risk/benefit ratio should be assessed for treatment-experienced cirrhotic individuals with low platelet or serum albumin levels and “these patients should be treated on a case-by-case basis due to high risk to develop severe complications”, they added. Cirrhotic treatment-experienced patients without predictors of severe complications “should be treated but cautiously and carefully monitored”.

 

Reference

Hézode C et al. Safety and efficacy of telaprevir or boceprevir in combination with peginterferon alfa/ribavirin, in 497 cirrhotic non responders. Week 16 analysis of the French early access program (ANRS CO20-CUPIC) in real-life setting. 63rd Annual Meeting of the American Association for the Study of Liver Disease, Boston, abstract 51, 2012. View the abstract on the conference website.

Fuente: aidsmap.com

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Pin It on Pinterest