Un nuevo agente biológico mejora la supervivencia frente al hepatocarcinoma

Un nuevo agente biológico mejora la supervivencia frente al hepatocarcinoma

«Un nuevo agente biológico mejora la supervivencia frente al tumor»

Es la forma más frecuente de cáncer de hígado, y el sexto tumor más común en todo el mundo. Sin embargo, el hepatocarcinoma es un gran desconocido para la mayoría de la población. Para solventar algunas de las preguntas más frecuentes se ha desarrollado la guía informativa «50 preguntas sobre hepatocarcinoma», avalada por la SEOM y editada por dos de los hepatólogos de referencia nacional: Bruno Sangro, director de la Unidad de Hepatología de la Clínica Universitaria de Navarra, y Javier Bustamante, médico adjunto del Servicio de Gastroenterología y Hepatología del Hospital de Cruces de Baracaldo.
-He oído que la incidencia de este tumor va en aumento. ¿Por qué? Ángel Perelló. Murcia
-Así es. En la actualidad hay unas 4.000 personas que padecen la enfermedad. Y aunque no lo sabemos con exactitud, pensamos que se debe a un aumento de los factores de riesgo. Y el principal es tener una cirrosis. Dentro de este factor, hay otros, como el virus C de la hepatitis. Es una infección prevalente que tarda tiempo en producir el tumor y los pacientes infectados en las últimas décadas desarrollan ahora cáncer a consecuencia de esa infección pasada. Otro factor con cada vez más importancia es la obesidad y el síndrome metabólico, se tenga o no cirrosis.
-Cuando ya hay cirrosis, ¿todavía hay opciones? Eva Gutiérrez. Madrid
Hace 25 años el diagnóstico de hepatocarcinoma era sentencia de muerte, pero ahora hay un gran número de tratamientos quirúrgicos disponibles, como la resección o y el trasplante, y no quirúrgicos, como la quimioembolización. Además, la cirrosis tiene dos fases: la compensada, en la que el paciente tiene una supervivencia igual a la población normal durante los 10 años siguientes. Y la que se descompensa, con peor pronóstico, que suele requerir trasplante.
-Me han hablado de un nuevo tratamiento sin cirugía, un fármaco. ¿En qué consiste?José Palacio. Lérida
-Es un fármaco, el primer agente biológico que ha demostrado que, teniendo actividad sobre las células tumorales de esta enfermedad, es capaz de mejorar la supervivencia de los pacientes. Actualmente sólo se emplea en las formas avanzadas de la enfermedad; es decir, cuando la enfermedad produce algunos síntomas o ha invadido la vena porta y/o se ha extendido hacia otros órganos, siempre y cuando la función del hígado sea adecuada y no exista la posibilidad de aplicar otros tratamientos.
-¿Se puede seguir manteniendo relaciones sexuales? Antonio Marcos. Badajoz
-Con cualquier tipo de tratamiento  biológico, probablemente el estado general no anima a tener vida sexual normal. Pero en sí mismo, no hay impedimento.
-¿Es cierto que la terapia convencional no funciona en esta dolencia? Carlos Hernán. Madrid
-A lo largo de los años, en los pacientes que no tenían una opción curativa se han ido probando los mismos tratamientos quimioterápicos para tumores de ámbito digestivo. Y no sólo no eran beneficiosos, sino que podían ser perjudiciales. De ahí la importancia de este fármaco sistémico.
-¿Hay que pedir pruebas especiales para ver daños en el hígado? Fátima Cortés. Madrid
-Hoy en día la mayoría de la población joven va al médico de vez en cuando para hacerse pruebas analíticas, que suelen incluir también pruebas hepáticas. El problema es que si están alteradas no hay que quedarse de brazos cruzados. Seguimos viendo personas que al hacerse pruebas nunca son estudiadas con profundidad y la cirrosis puede desarrollarse sin ningún síntoma.
-¿Este tipo de tumor es genético?. Miguel Osorio. Cáceres
-Hay factores hereditarios, pero son menos relevantes en relación al peso que tiene la cirrosis.
-Si la opción es el trasplante, con las listas de espera que suele haber… Pedro Valero. La Coruña
-No todos los pacientes son candidatos, por distintos motivos. El que se beneficia es el grupo con la enfermedad más avanzada, y en España hay altas probabilidades de acceder al trasplante, pese a la lista de espera. El año pasado se publicó un registro durante tres meses  de pacientes con hepatocarcinoma. Era una muestra con más de 700 pacientes y en el 20 por ciento se pensó para posibilidad de trasplante.
-¿Por qué afecta más a hombres que a mujeres? Ignacio Alonso. Asturias
-Todos nos lo preguntamos. La respuesta no es sencilla, pero probablemente tenga que ver con el efecto protector de las hormonas femeninas durante el periodo de producción hormonal. No es un exceso de riesgo en los hombres, sino menor riesgo comparativo de las mujeres. Probablemente los hábitos de vida también afectan. Hasta hace poco el alcoholismo era más común en varones.
-¿Puedo tomar suplementos vitamínicos? Ginés Carrón. Madrid
-Una alimentación adecuada y equilibrada es suficiente para aportar los nutrientes y vitaminas necesarios. Ahora bien, en el contexto de una cirrosis hepática pueden estar disminuidos los niveles de algunas vitaminas como las A, D, E y K, y puede ser necesaria su administración como suplementos. Sin embargo, no hay que automedicarse y es el médico quien indicará qué suplementos.

http://www.larazon.es/noticia/9681-un-nuevo-agente-biologico-mejora-la-supervivencia-frente-al-tumor

La UE aprueba ‘Baraclude’ (Bristol-Myers Squibb) para tratar la hepatitis B crónica

   La Comisión Europea ha aprobado el uso de entecavir, comercializado por los laboratorios Bristol-Myers Squibb como ‘Baraclude’, para el tratamiento de la hepatitis B crónica en pacientes adultos con evidencia de descompensación hepática.

   Según informa la compañía, esta autorización llega cuatro meses después de que las autoridades, estadounidenses (FDA) dieran luz verde a su empleo con la misma indicación.

   En Europa, el antiviral fue aprobado en junio de 2006 para adultos con esta infección, pero con la enfermedad hepática compensada y evidencias de replicación viral activa, elevación persistente de los niveles séricos de alanina aminotransferasa (ALT) e inflamación activa y/o fibrosis del hígado.

   La descompensación hepática por hepatitis B se caracteriza por la incapacidad del hígado para mantener sus funciones, debido, por lo general, a la cirrosis o fibrosis causada por la inflamación crónica de este órgano. Los datos demuestran que hasta un 40 por ciento de los pacientes con hepatitis B crónica desarrolla cirrosis a lo largo de su vida, entre un 2 y un 6 por ciento al año.

   Entre los pacientes con cirrosis, entre el 3 y el 5 por ciento evoluciona a cirrosis descompensada al año y entre el 2 y el 5 por ciento desarrolla carcinoma hepatocelular. Asimismo, se sabe que la media de supervivencia de los pacientes descompensados es de entre dos y tres años, con sólo un 28 por ciento de posibilidades de sobrevivir más de cinco años.

   Según el experto en estas patologías Jorg Petersen, la reciente aprobación es un "hito" en el manejo de los pacientes con descompensación hepática, de difícil tratamiento y con altas tasas de mortalidad. "La nueva indicación cuenta con datos que avalan que entecavir es eficaz en pacientes con descompensación hepática", añade.

   Para confirmar su aprobación se realizó un estudio, aleatorio, abierto y multicéntrico, que comparó la eficacia y seguridad de entecavir frente a adefovir en pacientes con descompensación hepática y HBeAg positivo o negativo.

REDUCE EL 57% DE VIRUS INDETECTABLES

   El resultado fue que aquellos que recibieron entecavir lograron una mayor supresión viral comparado con adefovir tras 24 y 48 semanas de tratamiento. Así, a las 48 semanas de iniciar el tratamiento, consiguió reducir en un 57 por ciento la cantidad de virus a niveles indetectables en el grupo tratado con entecavir frente al 20 por ciento de reducción del grupo de adefovir.

   El estudio incluyó a 191 pacientes con estatus HBeAg-positivo o negativo y con una edad media de 52 años. Participó un porcentaje mayor de varones (74 por ciento), bien de Asia (54 por ciento) o caucásicos (por ciento). Entre ellos, los había con o sin tratamiento previo, pero en ningún caso habían recibido entecavir, adefovir o tenofovir.

Fuente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Pin It on Pinterest