Nuevos fármacos para hepatitis C parecen seguros en combinación

Dos medicamentos experimentales parecen ser seguros y bien tolerados por pacientes con hepatitis C cuando se emplean en combinación, informaron investigadores el viernes.

La búsqueda de nuevas terapias para la hepatitis C se ha vuelto urgente ya que el cóctel actualmente disponible -interferón más ribavirina- tiene efectos secundarios graves y cada vez más personas ya no responden al interferón.

En un artículo publicado en la revista médica The Lancet, expertos australianos, neozelandeses y estadounidenses dijeron que pacientes que recibieron los dos nuevos fármacos -danoprevir y RG7128 del laboratorio suizo Roche- parecen tolerar bien la combinación.

Un total de 88 pacientes en Australia y Nueva Zelanda participaron en un ensayo en Fase I de 13 días de duración, de los cuales 14 recibieron placebo, o píldoras sin efecto terapéutico.

El resto de los participantes fueron divididos en siete grupos y recibieron ambas medicinas experimentales en diferentes dosis.

Los pacientes a los que se administraron las dosis más elevadas -1.000 miligramos (mg) de RG7128 y 900 mg de danoprevir dos veces por día- mostraron enormes reducciones en las cargas virales al final del estudio.

"Nuestra investigación consistió en combinar dos fármacos diferentes con dos mecanismos distintos de acción; que apuntan a diversas partes del virus", dijo el profesor Edward Gane del Hospital de la Ciudad de Auckland y del Consejo de Salud Distrital de Auckland en Nueva Zelanda.

"Queríamos ver si podemos prevenir la emergencia de resistencia y suprimir el virus y eso es lo que realmente quedó demostrado. No hubo casos de resistencia en este estudio", expresó Gane.

Las cargas virales de muchos de los pacientes que recibieron las mayores dosis cayeron a niveles por debajo de lo detectable, indicaron los expertos en el artículo.

Gane manifestó que ninguno de los dos medicamentos debería usarse aisladamente debido a la velocidad a la cual muta el virus.

"Al usarse estos medicamentos separadamente, aún cuando son bien tolerados y tienen muy pocos efectos colaterales, el virus muta rápidamente y se vuelve resistente a ellos", añadió el experto.

En todo el mundo, más de 170 millones de personas están infectadas con hepatitis C, una enfermedad que puede provocar cirrosis, o endurecimiento, y hasta cáncer en el hígado.

Hepatólogos españoles reclaman más ayudas estatales para reducir la mortalidad por hepatitis

• Las muertes por causa hepática van en aumento sin que desde la administración pública se haga nada al respecto.
• Los hepatólogos piden más ayudas de la administración para controlar la hepatitis, cuya prevalencia irá previsiblemente en aumento en nuestro país debido a la población inmigrante y a la falta de control de la enfermedad.
•Dos millones de personas mueren al año a nivel mundial por el virus de la hepatitis B. En España afecta a entre un 1% y un 2% de la población.
• Una de cada tres personas en el mundo está expuesta al virus de la hepatitis B o C, siendo una de las enfermedades prioritarias en los Objetivos del Milenio de la Organización Mundial de la Salud.

España – La hepatitis B afecta a entre el 1 y el 2% de la población española. Se estima que en los próximos 20 años aproximadamente 60.000 personas desarrollarán complicaciones relacionadas con su enfermedad hepática y se prevén 40.000 fallecimientos por causa hepática relacionados con complicaciones del VHB (virus de hepatitis B). Estas cifras podrían ir en aumento debido a que gran número de personas desconocen que tienen la enfermedad por falta de controles rutinarios y al flujo de inmigrantes que llegan a nuestro país procedentes de zonas donde la prevalencia de la enfermedad es muy alta. “Esa población inmigrante será una diana sobre la que habrá que actuar de forma preferencial porque la probabilidad de que desarrollen una hepatitis será mucho mayor que la población autóctona. Se trata de personas procedentes del África subsahariana, del este de Europa y de zonas de hispanoamérica”, explica el Dr. Javier Crespo, médico adjunto del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander y Coordinador de la III Aula Abierta Multidisciplinar en Hepatología que se celebra en Santander hoy y mañana bajo el patrocinio de Gilead Sciences.

Reclaman ayudas
Aunque estamos hablando de una enfermedad que tiene una vacuna efectiva desde hace más de 25 años, probablemente, por el flujo de inmigrantes y personas de otros países donde la prevalencia de la hepatitis es muy alta y no hay programas de vacunación, en los últimos años hemos visto una reactivación de la enfermedad, que hasta hace poco tenía una tendencia a la disminución. Por ello, los hepatólogos españoles reclaman más ayudas estatales que contribuyan a un mejor control de la enfermedad. En este sentido, el Dr. José Luis Calleja, medico adjunto del Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda de Madrid, que también coordina esta aula, explica que “en España las hepatitis virales son la principal causa de cáncer de hígado y de trasplante hepático, por tanto, son un problema de salud pública relevante y que por diversos tipos de razones no están en la agenda política de la sanidad española, ni han estado nunca en un lugar preferente”. Los especialistas llevan haciendo este reclamo históricamente y aunque desde la administración se ha hecho mucho énfasis en patologías como la diabetes, enfermedades cardiovasculares, el cáncer o el sida, “la mortalidad de estas enfermedades ha disminuido mientras que las muertes por causa hepática van en aumento sin que desde la administración publica se haga nada al respecto”. Por ello reclaman más inversión en educación médica en esta área, en planes de investigación y planes nacionales que puedan detener la mortalidad creciente en dichas patologías.
El Dr. José Luis Calleja matiza además que “todo lo que se invierta ahora en las enfermedades hepáticas será un ahorro a medio plazo”, tratando a tiempo las enfermedades hepáticas y con los fármacos adecuados “vamos a evitar que el paciente desarrolle cirrosis, que necesite un trasplante o que tengamos que aplicarle terapias muy costosas porque desarrolle un cáncer”.

La hepatitis en cifras
Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, una de cada 12 personas en el mundo convive con el virus de la hepatitis B o C y la gran mayoría no lo sabe. Es decir, alrededor de 550 millones de personas tienen la enfermedad y lo desconocen.
Los afectados por hepatitis son mucho más numerosos que los de otras enfermedades con mayor impacto social como el sida o la tuberculosis. De hecho, el número de infectados por hepatitis B es 10 veces mayor que los infectados por el virus del VIH y su transmisión es 100 veces más fácil. El 5% de la población mundial es portadora del virus de la hepatitis B, produciendo dos millones de muertes anuales. Una de cada tres personas a nivel mundial ha estado expuesta alguna vez al virus de la hepatitis B o C, por lo que se considera como una de las enfermedades prioritarias en los objetivos del milenio de la Organización Mundial de la Salud.

III Aula. Objetivos
La puesta al día en el manejo de las herramientas diagnósticas en cirrosis, hepatocarcinoma y hepatitis B y C, es el principal objetivo de esta Aula Abierta Multidisciplinar en Hepatología, que se celebra por tercer año consecutivo.
Esta aula formativa está patrocinada por Gilead Sciences y cuenta con la acreditación de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y el auspicio de la Asociación Española de Enfermedades Hepáticas. Bajo el título “Impacto de las herramientas diagnósticas en el manejo del enfermo hepático crónico”, va dirigida a la descripción y presentación de las diferentes herramientas en el manejo de las enfermedades hepáticas.
Durante hoy y mañana más de un centenar de hepatólogos españoles discuten mediante la combinación de charlas teóricas y casos clínicos, sobre diferentes métodos diagnósticos y cómo, según la información que proporcionen, debe realizarse un tratamiento específico. Cabe destacar la Conferencia de Apertura “Nuevos datos para decidir el tratamiento de pacientes con hepatitis B” que impartirá el Dr. Jorg Petersen, ( AsKlepios Klinik St Georg, en Hamburgo), así como la de clausura que protagonizará el Dr. Manuel Romero (Hospital Universitario Nuestra Señora de Valme, en Sevilla), bajo el título “Base Genética de las enfermedades hepáticas: Nuevos Avances”.

Fuente

Un trabajo del Valme (Sevilla) descubre un marcador genético que predice el desarrollo de la encefalopatía hepática

Un trabajo del Valme (Sevilla) descubre un marcador genético que predice el desarrollo de la encefalopatía hepática

El marcador descubierto ha sido patentado y el estudio publicado en la prestigiosa revista ‘Annals of Internal Medicine’.

La Unidad de Enfermedades Digestivas del Hospital Universitario de Valme (Sevilla) ha desarrollado una investigación que identifica un marcador genético que permite determinar, en pacientes con cirrosis, la probabilidad de desarrollar encefalopatía hepática.

image

Esta enfermedad se caracteriza por la aparición de un cuadro neuro-psiquiátrico con trastorno del ritmo del sueño, desorientación e incapacidad para realizar tareas sencillas y además se acompaña de un mal pronóstico, con una supervivencia del 25 por ciento a los 3 años.

La encefalopatía hepática es una de las principales complicaciones que puede aparecer en pacientes que padecen del hígado (cirrosis), afectando a uno de cada tres pacientes. Dada su notable prevalencia, las revelaciones científicas obtenidas en la investigación tienen un valor añadido pues permiten a los facultativos introducir terapias de choque en aquellos pacientes donde se ha vaticinado el desarrollo de esta patología.

La investigación, dirigida por Manuel Romero y realizada con fondos del Instituto de Salud Carlos III del Ministerio de Sanidad, se ha llevado a cabo sobre un grupo de 286 pacientes con cirrosis procedentes de tres hospitales andaluces (Sevilla, Málaga y Cádiz), uno valenciano y tres barceloneses, junto a la colaboración del Laboratorio de Genómica Estructural de Neocodex SA de Sevilla y el Centro Nacional de Biotecnología de Madrid.

Este estudio, claro ejemplo de investigación traslacional, ha identificado a la glutaminasa como enzima fundamental en la patogenia de la encefalopatía hepática en diferentes modelos animales y pacientes con cirrosis hepática.

Los autores realizaron una secuenciación completa del gen en busca de mutaciones de riesgo de encefalopatía. La repetición de un triplete de bases, conocido como microsatélite en el promotor del gen de la glutaminasa, está estrechamente relacionado con la actividad de la enzima y el riesgo de encefalopatía.

Para ampliar este análisis, se ha querido establecer una relación funcional entre la presencia de este marcador genético y la actividad enzimática de la glutaminasa; es decir, se pretende establecer si este marcador es solamente una señal de alarma o si, realmente, juega un papel fisiológico en la enfermedad. El resultado ha sido la demostración de la relación funcional entre el marcador genético y el desarrollo de la encefalopatía hepática.

Marcador patentado

Por otro lado, el marcador genético descubierto ha sido patentado por el equipo investigador del Hospital de Valme y, actualmente, es propiedad del Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA).

Por su parte, la trascendencia científica del estudio llevado a cabo en el centro sevillano ha provocado ya su publicación en la prestigiosa revista de medicina de impacto internacional ‘Annals of Internal Medicine’. Asimismo, la importancia del hallazgo ha sido subrayada a través de un editorial en el mismo número de la revista bajo el título ‘La encefalopatía hepática en nuestros genes’.

Roche compra un medicamento para el tratamiento de la hepatitis C

El grupo farmacéutico suizo Roche adquirió por 175 millones de dólares (125,7 millones de euros) a la empresa estadounidense InterMune los derechos sobre el medicamento Danoprévir, destinado a tratar la hepatitis C, anunció el jueves este laboratorio.Roche, que desarrolló con InterMune desde 2006 este inhibidor de proteasa de segunda generación, compró "el conjunto de los derechos mundiales relativos al desarrollo y a la comercialización" de este medicamento, precisó en un comunicado."Con más de 180 millones de personas que sufren de hepatitis C en el mundo, la necesidad de disponer de mejores tratamientos nunca fue tan apremiante", señaló Dan Zabrowski, de Roche.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Pin It on Pinterest