Recomiendan seguimiento a pacientes con riesgo de cáncer hepático

La mejora en la detección de los pacientes de riesgo con cáncer de hígado y su inclusión en programas de seguimiento, podría ayudar a mejorar la supervivencia de esta enfermedad, según los datos del primer registro de cáncer hepático presentado en el marco del XXXV Congreso Nacional de Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), que se celebra estos días en Madrid.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Para conocer y evaluar las características de los pacientes con esta patología, 62 centros de referencia de toda España han participado en la elaboración de este registro, que ha analizado 705 casos en un período de cuatro meses y cuyos resultados se presentan esta semana en el congreso de la AEEH, según informó en un comunicado Bayer, entidad colaboradora del evento.

La intención de este proyecto es servir de punto de partida para el cambio de la situación del carcinoma hepatocelular en España. En el año 2007 fallecieron en España 3.185 personas por cirrosis hepática.

En palabras de la hepatóloga del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) María Varela, "la actuación a diversos niveles del sistema sanitario para detectar a los pacientes con enfermedad crónica hepática y derivarlos a centros de referencia para ser incluidos en programas de vigilancia, serían dos factores fundamentales para aumentar la supervivencia de estos pacientes".

"Sorprende ver como actualmente más de la mitad de los pacientes se diagnostica de manera casual o por síntomas, cuando es una enfermedad que podría diagnosticarse mediante cribado de la población en riesgo que son fundamentalmente pacientes con cirrosis", explicó. "La realización de una simple ecografía cada 6 meses permitiría detectar la enfermedad en fases iniciales y poder aplicar tratamientos con intención curativa desde el principio", añadió Varela.

Identifican un nuevo tratamiento experimental para la fibrosis hepática

El Instituto de Biomedicina de la Universidad de León (Ibiomed) y dos universidades brasileñas, las de Campinas y de Río Grande del Sur, han identificado un nuevo tratamiento experimental para la fibrosis hepática, la principal manifestación de la cirrosis. Esta enfermedad se produce como consecuencia de diferentes causas que han ido lesionando el hígado durante mucho tiempo; especialmente en España y otros países occidentales el consumo excesivo de alcohol y las hepatitis crónicas. El tratamiento se basa en una molécula, denominada SNAC y sintetizada en Brasil, que posee propiedades antioxidantes “muy potentes”, según apunta el director del Ibiomed, Javier González Gallego. En la actualidad, diferentes grupos de investigación buscan terapias que funcionen ante la manifestación fundamental de la cirrosis, la fibrosis hepática. Cuando se produce un episodio de cirrosis, el hígado se llena de tejido fibrótico. A esta circunstancia se denomina fibrosis hepática. En esta línea, el Ibiomed busca también tratamientos experimentales distintos a los empleados de forma convencional. A su vez, el instituto leonés ha establecido diferentes líneas de colaboración con universidades brasileñas desde hace años.

Los investigadores de la Universidad de Campinas sintetizaron hace unos años un compuesto denominado S-nitroso-N-acetilcisteína (en adelante, SNAC). Es un derivado de la N-acetilcisteína (NAC) que actúa como molécula antioxidante y como donador de óxido nítrico. Antes de este trabajo, desde Campinas se habían realizado algunos estudios poniendo en relevancia que la molécula podía ser interesante en patologías hepáticas.

En la investigación de estas tres instituciones, los investigadores han comprobado que en la cirrosis hepática inducida en animales de laboratorio este compuesto podía funcionar como tratamiento. Así, demostraron que este compuesto SNAC es más efectivo que la molécula precursora. Al tratar los animales con SNAC, los científicos corroboraron que la potencia antioxidante es muy superior. “Para poder hacer la comparación del efecto antifibrótico, probamos dos dosis diferentes de NAC y SNAC con la misma capacidad antioxidante, de hecho utilizamos una dosis diez veces inferior en SNAC”, explicó a DiCYT González Gallego. Con esta dosis inferior, la corrección de la fibrosis era mucho mayor. Al estudiar histológicamente por microscopía el aspecto del hígado, la cantidad de fibras se reducía de forma marcada. A través de técnicas de inmunohistoquímica, también observaron la expresión más reducida de un marcador de la activación de células estrelladas, responsables del desarrollo del tejido fibrótico, denominado α-SMA.

Posteriormente, los científicos analizaron marcadores moleculares para ver si realmente se producía una prevención del desarrollo del tejido fibrótico. Observaron que la expresión de los genes que producen las fibras de colágeno está inhibida y que los distintos mediadores del proceso de fibrogénesis estaban marcadamente inhibidos. “Posiblemente el efecto del SNAC esté relacionado en gran medida con su enorme capacidad antioxidante, aunque no podemos descartar que actúe específicamente sobre la expresión de alguno de los mediadores, muy concretamente TGF-β”. Estas cuestiones aún no están comprobadas de forma definitiva: “Estamos en una primera fase de modelos animales y evidentemente muy lejos de experimentación clínica”.

Aportaciones de cada institución
El Departamento de Químicas de la Universidad de Campinas realizó la síntesis de esta molécula, que no se encuentra en la naturaleza. Desde la Universidad de Río Grande del Sur se realizó la experimentación animal. El Ibiomed fue el encargado de realizar el estudio histológico y molecular. Ésta es la primera colaboración del Ibiomed con la Universidad de Campinas, una relación que ya es constante con la de Río Grande del Sur. Todo este trabajo se enmarca dentro de las actividades del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBERhed), al que pertenece el instituto leonés.

La molécula SNAC tiene unas potencialidades importantes, según indicó el director del Ibiomed. “No se ha encontrado ningún efecto secundario y la gran ventaja es que se pueden utilizar pequeñas dosis con efectos importantes”, explicó González Gallego. “Es una molécula muy potente antioxidante y puede tener otros usos en enfermedades no necesariamente hepáticas en las que exista daño por radicales libres”, amplió. De momento, no obstante, hasta ahora se ha probado sólo en patologías hepáticas y ahora en cirrosis. El próximo paso de este grupo de investigadores será trabajar en cultivos celulares para comprobar los mecanismos moleculares precisos. “Ahora tenemos una visión general de los efectos, queremos saber con precisión cómo se producen”. El estudio se publicará en breve en la revista Journal of Molecular Medicine.

La cirrosis hepática
La cirrosis es una enfermedad crónica del hígado, que consiste en un incremento del tejido fibroso (denominado fibrosis) y en la aparición de nódulos. El origen más frecuente en los países occidentales es el consumo abusivo de alcohol, aunque hay otras causas importantes como las hepatitis crónicas B y C, la cirrosis biliar primaria y determinadas enfermedades metabólicas. La enfermedad es considerada grave y el pronóstico depende del momento del diagnóstico. Los pacientes con la enfermedad compensada tienen el 50% de posibilidades de sobrevivir a los 10 años. En el caso de que la patología esté descompensada, la mortalidad se puede elevar al 70% en tres años. La descompensación, según explica González Gallego, “son las complicaciones en diferentes órganos como el riñón o el pulmón”.

Test genético predice capacidad de curación de hepatitis C en pacientes VIH

Madrid, 3 feb (EFE).- Un equipo de investigadores del Hospital Carlos III ha validado un test genético que predice la capacidad de curación de la hepatitis C en pacientes con VIH.

Los investigadores han estudiado a un grupo de 164 individuos, en el que se ha podido determinar la fuerte asociación entre la presencia de un polimorfismo dentro del genoma y la curación de la infección por el virus de la hepatitis C, informaron fuentes del hospital.

El virus de la hepatitis C afecta a más de 170 millones de personas de todo el mundo y provoca una enfermedad crónica en el 80% de los casos. Entre el 50% y el 60% de los infectados sólo por el virus de la hepatitis C se curan, mientras que tan solo lo logran el 40% de los pacientes coinfectados con el virus de la hepatitis C y el VIH.

Por otro lado, IU exigió hoy a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que pague las subvenciones a las ONG’s que trabajan en la lucha contra el VIH.

La portavoz de Sanidad de IU en la Asamblea de Madrid, Caridad García, ha asistido hoy a la concentración que ha tenido lugar frente a la Consejería de Sanidad para reclamar al Gobierno de Esperanza Aguirre que pague las subvenciones a las ONG’s que trabajan en la prevención y la lucha contra el VIH, "porque llevan desde septiembre de 2008 sin recibir ninguna cantidad".

García ha subrayado que la Comunidad de Madrid se beneficia del trabajo que realizan estos colectivos, "pues es el único trabajo que se realiza en la región con las personas afectadas por el virus del Sida", y ha incidido en que la labor de prevención es imprescindible, "más cuando el número de personas afectadas se ha incrementado en los últimos años". EFE

Cataluña consigue aumentar alrededor de un 20% la curación de la hepatitis C

XIX congreso de la Sociedad Catalana de Digestología

  • Un programa multidisciplinar del Hospital del Mar de Barcelona, pionero en España, mejora la eficacia del tratamiento de la hepatitis C y logra que el 90% de los pacientes sigan correctamente el tratamiento.

  • La hepatitis C afecta a un 2’9% de la población española. Se trata de una enfermedad que evoluciona fácilmente hacia la cronicidad y que puede provocar cirrosis hepática i cáncer de hígado.
  • “Con el programa multidisciplinar se ha conseguido un 66’7% de curación de los pacientes de hepatitis C mientras que con el control convencional el porcentaje era de un 48’9%” afirmó el Doctor Ricard Solà, de la Sección de Hepatología del Servicio del Aparato Digestivo del Hospital del Mar de Barcelona, donde desde hace dos años se desarrolla este programa pionero en España. En el marco del XIX Congreso de la Sociedad Catalana de Digestología de la Acadèmia de Ciències Mèdiques i de la Salut de Catalunya i de Balears, el grupo del Dr. Solà aportó los resultados preliminares de un estudio basado en la avaluación económica de un programa de atención multidisciplinar en el tratamiento de la hepatitis C.

    El programa tiene como finalidad “tener más eficacia en el tratamiento de la hepatitis C, y esto pasa por que los pacientes no dejen el tratamiento y tomen las dosis correctas”, explicó el Dr. Solà, que además apuntó que con este sistema “la adherencia ha aumentado a niveles muy altos, pues se ha pasado de un 66% a un 90% de pacientes que siguen el tratamiento”. Este hecho ha sido posible gracias a un equipo multidisciplinar formado por médicos, enfermeras, psicólogos, psiquiatras y farmacéuticos.

    Además, el estudio farmaeconómico que se está realizando y que se ha presentado en el congreso afirma que “el coste de los pacientes con genotipo 1 (los más difíciles de tratar) da señales que será efectivo, ya que cada persona curada incluida en el programa cuesta estadísticament menos que una persona curada fuera de este, teniendo en cuenta que hay más curaciones con el programa multidisciplinar”.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    Pin It on Pinterest