Algunos investigadores afirman que la cirrosis es irreversible por no existir circulación sanguínea en las partes cicatrizadas del hígado, tomando eso como un dogma de la medicina. Más partiendo del concepto que aceptar dogmas sin discusión es cosa de algunas religiones y considerando que la ciencia medica avanza de forma permanente y, como tal conceptos deben ser revistos a cada nuevo congreso, el dogma de irreversibilidad del cirrosis ya es contestado por muchos médicos.

Opina esta corriente que prolongar la expectativa de vida del paciente y disminuir la ocurrencia de descompensaciones ya existentes significa una regresión del cuadro clínico de la cirrosis.

Un estudio publicado en »Annals of Internal Medicine» relata un estudio retrospectivo de 96 pacientes cirróticos a causa de la hepatitis C tratados con interferón entre los años de 1988 y 2001. Todos ellos poseían una biopsia anterior al tratamiento con resultado por la escala Metavir F4.

Los investigadores observaron la ocurrencia de eventos que pueden acontecer en los pacientes cirróticos, como ascitis, encefalopatía, varices sangrando, peritonitis, cáncer de hígado, trasplante de hígado y muerte por problemas del cirrosis.

En noviembre de 2006 fue realizada una segunda biopsia en esos pacientes siendo comparada con la realizada antes del tratamiento. El período entre las dos biopsias fue de 86 hasta 138 meses. Dieciocho pacientes que consiguieron negativar el virus con el tratamiento con interferón presentaron regresión de cirrosis en la biopsia.

En el grupo de pacientes que presentaron regresión del cirrosis ninguno necesitó de un trasplante de hígado en los 10 años siguientes al tratamiento, ya en el grupo de los pacientes que no presentó regresión 25,8% necesitaron un trasplante de hígado en el mismo período.

El estudio fue retrospectivo y el numero de pacientes que experimentó regresión de cirrosis por ser pequeño impide una analices de los factores que puedan predecir cuales pacientes pueden ser beneficiados.

Concluyen los investigadores que algunos pacientes con cirrosis después del tratamiento con suceso de la hepatitis C con interferón logran regresión en el grado de cirrosis y disminuyen la posibilidad de descompensaciones, trasplante de hígado y muerte.

Este artículo fue redactado con comentarios e interpretación personal de su autor, tomando como base la siguiente fuente:


Annals of Internal Medicine 16 Sept 2008 V.149 N.6 p.399-403 – The Relationship of Regression of Cirrhosis to Outcome in Chronic Hepatitis C – Vincent Mallet, MD, PhD; Hélène Gilgenkrantz, MD, PhD; Jeanne Serpaggi, MD; Virginie Verkarre, MD, PhD; Anaïs Vallet-Pichard, MD; Hélène Fontaine, MD; and Stanislas Pol, MD, PhD – From Université Paris Descartes; Assistance Publique-Hôpitaux de Paris, Hôpital Cochin, INSERM U 567; and Assistance Publique-Hôpitaux de Paris, Hôpital Necker-Enfants Malades, Paris, France


Carlos Varaldo
Grupo Optimismo

Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores das diversas actividades.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Pin It on Pinterest

Share This